Mueren 6 policías filipinos en un enfrentamiento por error con el Ejército

Por EFE lunes 25 de junio, 2018

EL NUEVO DIARIO, MANILA.- Seis policías filipinos han muerto y otros nueve han resultado heridos en un enfrentamiento por error con una patrulla del Ejército cuando ambos cuerpos buscaban a combatientes de la guerrilla comunista cerca de la localidad de Villareal, en la isla oriental de Samar.

La investigación preliminar señala que los policías y soldados del batallón de infantería 87 del Ejército se encontraron por sorpresa y abrieron fuego el uno contra el otro.

El suceso se produjo esta mañana debido a “un error de coordinación” tras recibir ambos cuerpos informaciones de que rebeldes comunistas se hallaban en esa zona, confirmó a la cadena de televisión ABS-CBS el jefe policial de la región, Mariel Magaway.

Según Magaway, el Ejército llevaba a cabo en la zona desde hacía cinco días una operación para capturar a miembros del Nuevo Ejército del Pueblo (NEP), el brazo armado del ilegal Partido Comunista de Filipinas, sin conocimiento de la Policía.

El jefe policial informó  que se ha formado un grupo especial para investigar el incidente, encabezado por la Oficina Provincial de Policía de Samar.

Todavía se investigan las posibles bajas en el Ejército, mientras que el comandante del batallón se encuentra bajo custodia para esclarecer lo sucedido.

Fundado en 1969, el NEP figura como organización terrorista en las listas de Estados Unidos y de la Unión Europea, es una de las guerrillas comunistas más antiguas de Asia y cuenta con unos 6.000 combatientes regulares.

El Gobierno de Rodrigo Duterte retomó hace dos años en Noruega la negociaciones de paz con el Frente Democrático Nacional de Filipinas, que representa al Partido Comunista y el NEP, entre otras grupos de izquierda, para acabar con este conflicto que llva más de 30.000 muertes, aunque las conversaciones se han desarrollado de manera intermitente.

Esta semana estaba previsto que ambas partes reanudaran las negociaciones en Oslo, pero Duterte suspendió el pasado 15 los contactos por tres meses para revisar los acuerdos logrados hasta la fecha e iniciar consultas públicas al respecto.

El fundador del Partido Comunista de Filipinas, Jose Maria Sison, que vive exiliado Holanda, acusó a Duterte de querer aprovechar esos tres meses para intensificar la ofensiva militar contra la insurgencia comunista que opera en varias partes del país.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar