Muere uno de los 23 hijos del expresidente sudafricano Jacob Zuma

Por EFE lunes 2 de julio, 2018

EL NUEVO DIARIO, JOHANNESBURGO.- Uno de los 23 hijos del expresidente de Sudáfrica Jacob Zuma (2009-2018), Vusi Nhlakanipho Zuma, falleció este domingo por la noche tras una “breve enfermedad”, informó hoy la oficina de la presidencia del país.

Una portavoz de la presidencia, Vukile Mathabela, explicó que “hoy, más tarde”, se publicarán los detalles sobre el fallecimiento del joven, nacido en 1993 del matrimonio entre Zuma y Kate Mantsho, quien se suicidó en 2000.

El actual presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, quien sucedió en el cargo al propio Zuma el pasado mes de febrero, publicó un comunicado en el que ofrece sus condolencias.

“Las palabras no pueden expresar adecuadamente el dolor de perder a un miembro tan joven de la familia”, subrayó Ramaphosa.

Aunque, a diferencia de alguno de sus hermanos, Vusi mantenía un perfil muy bajo ante los medios, era miembro del partido que dirigió durante años su padre, el Congreso Nacional Africano (CNA), que también se sumó a los mensajes de apoyo a la familia.

Según un comunicado emitido por la formación, el fallecido era “un brillante y prometedor joven león y un disciplinado miembro del CNA”, así como un “dedicado y humilde activista que se interesó por las vidas de nuestra gente”.

Los mensajes no se han limitado a las fronteras sudafricanas, como demuestra el publicado en su cuenta de Twitter por el reverendo y activista de derechos humanos estadounidense Jesse Jackson.

“Envío mis plegarias y condolencias al expresidente de Sudáfrica Jacob Zuma y a su familia por la pérdida de su hijo, Vusi Nhlakanipho Zuma. Descanse en paz”, escribió Jackson.

Zuma, de 76 años, es polígamo y se ha casado seis veces, divorciándose una vez -de Nkosazana Dlamini-Zuma, expresidenta de la Unión Africana- y perdiendo por el citado suicidio a Kate Mantsho; todavía sigue casado con cuatro de sus esposas y se espera que próximamente contraiga matrimonio de nuevo con una joven activista de 24 años.

El antiguo mandatario sudafricano fue forzado a dimitir el pasado mes de febrero debido a su implicación en varios casos de corrupción, por los que se encuentra inmerso en un proceso legal en cuyo marco se han celebrado ya dos vistas, mientras que la siguiente está prevista para este 27 de julio.

Dentro de esta causa, a Zuma se le imputan 16 cargos: uno por asociación ilícita, dos por corrupción, uno por lavado de dinero y doce por fraude.

Están basados en cerca de 800 operaciones supuestamente fraudulentas realizadas en relación a un acuerdo de armas millonario firmado a finales de la década de 1990.

Los cargos siguieron un camino judicial muy complejo durante más de una década hasta que, en marzo pasado, el fiscal general de Sudáfrica, Shaun Abrahams, anunció finalmente la decisión de acusar formalmente al expresidente.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar