Muere el exministro e histórico de la Liga italiana Roberto Maroni

Por EFE miércoles 23 de noviembre, 2022

EL NUEVO DIARIO, ROMA.- El político italiano Roberto Maroni, histórico miembro de la Liga Norte y ministro de Trabajo e Interior en los gobiernos de Silvio Berlusconi, falleció hoy en Milán (norte) a los 67 años tras una larga enfermedad, confirmaron desde el partido.

“Gran secretario, superministro, excelente presidente regional, de la Liga siempre y por siempre. Buen viento Roberto”, así confirmó la noticia el actual líder del partido y actual ministro de Infraestructuras, Matteo Salvini.

Nació el 15 de marzo de 1955 en Varese (Lombardía, norte) y después de licenciarse en Derecho ejerció la abogacía durante varios años y fue responsable de la oficina legal de la multinacional estadounidense Avon Cosmetic.

Estuvo unido desde su fundación a la entonces federalista Liga Norte, en la que escaló puestos hasta convertirse en el sucesor del fundador y líder del partido, Umberto Bossi, de 2012 a 2013 y organizó el congreso en el que fue elegido secretario Matteo Salvini.

En 2013, en las elecciones regionales de Lombardía, fue elegido presidente con el 42,8% de los votos pero decidió no volver a presentarse a las siguientes elecciones en 2018, lo que supuso de hecho el adiós en la política activa.

Consiguió su primer escaño en la Cámara de los diputados en 1992 y aunque no era considerado un fuerte impulsor de la independencia de la llamada Padania, que entonces impulsaba la Liga Norte, fue elegido “presidente” del “gobierno provisional” de esta zona de Italia en pleno desafío al gobierno de Roma.

La Justicia le condenó el 16 de septiembre de 1998 a 8 meses por obstrucción y resistencia a la autoridad, pero la pena fue finalmente conmutada en 2004 por una multa de 5,320 euros.

Tras el nuevo triunfo electoral de la coalición de centroderecha liderada por Berlusconi, esta vez bajo la denominación de “La Casa de las Libertades”, fue nombrado nuevo ministro de Trabajo y Bienestar en 2001 cargo que ocupó hasta 2006.

Y en 2008, tras una nueva victoria electoral de la coalición de centroderecha de Berlusconi, fue nombrado nuevamente ministro del Interior. Como responsable de esta cartera, Maroni declaró el “estado de emergencia” en todo el país para afrontar el flujo de inmigrantes en julio de ese año.

Entre sus polémicas medidas, anunció la creación de un censo de los gitanos, que incluía la obligación de tomarles las huellas dactilares, pero que nunca se llevó a cabo.

Sus adversarios políticos recuerdan sobre todo su “moderación” en los temas del federalismo. “Recuerdo a Roberto Maroni, un apasionado miembro de la Liga Norte, un ministro competente , un hombre leal, simpático, comprometido”, escribió en las redes sociales el comisario de Asuntos Económicos de la Unión Europea, Paolo Gentiloni.

“Un hombre de gran educación e inteligencia política que siempre ha trabajado con el máximo respeto por las instituciones a las que fue llamado a representar. Una persona respetable. Nuestras condolencias a la familia y su comunidad política”, escribió la portavoz en el Senado del progresista Partido Demócrata (PD), Simona Malpezzi.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar