MSF advierte de aumento de malnutrición infantil en algunas zonas de Yemen

Por EFE domingo 28 de febrero, 2021

EL NUEVO DIARIO, INTERNACIONAL.- Los casos de malnutrición infantil se están disparando en algunas zonas del Yemen como consecuencia de los más de cinco años de conflicto, a lo que se suman factores como el desabastecimiento de gasolina y la consiguiente inflación en zonas bajo control de los rebeldes hutíes, advirtió este domingo Médicos Sin Fronteras (MSF).

En el hospital de Abs, situado en la provincia de Hajjah (noroeste), controlada por ese movimiento chií, “hemos visto un aumento de casos en comparación con el año anterior en las admisiones y hay niños muriéndose por malnutrición”, aseguró a Efe en conversación telefónica la jefa de misión de esta organización internacional en el país, Muriel Boursier.

MSF cuantificó este aumento de hospitalizaciones por esta causa en el 41 % respecto al mismo periodo del año pasado en el centro de salud de Abs, donde coordina un equipo de 15 sanitarios extranjeros y unos 500 locales y donde cuentan con 50 camas para el departamento dedicado a malnutrición.

Boursier indicó que ha habido ocasiones en las últimas semanas en que los ingresos han superado la capacidad del departamento del hospital para estos casos, por lo que han “tenido que poner a más de un niño por cama”.

La alerta lanzada por la organización se suma a advertencia hecha hace un par de semanas por varias agencias de Naciones Unidas de que unos 400.000 menores de cinco años están en riesgo de morir por malnutrición aguda en el Yemen a menos que reciban asistencia urgente.

TEMPORADA SECA Y ESCASEZ DE COMBUSTIBLE

En esta época del año es temporada seca en el país árabe, por lo que “el acceso a agua y a comida está un poco más difícil en este momento del año”, explicó Boursier.

A esto, agregó, se suman en la zona de Abs problemas como “la crisis de desabastecimiento de combustible, por lo que los precios han aumentado y a las personas se les hace cada vez más difícil acceder a lo básico para sostener a una familia y a los hijos”.

La carencia de combustible afecta a las zonas del oeste y norte del país controladas por los hutíes, debido al bloqueo petrolero al que les tiene sometido el gobierno reconocido internacionalmente junto con una coalición de países árabes liderada por Arabia Saudí.

La jefa de la misión de MSF apuntó que la desnutrición expone a la población infantil a enfermedades asociadas que, si no se tratan oportunamente, pueden ser mortales, como la diarrea, el sarampión o las infecciones respiratorias.

Además, estos niños, sostuvo, “pueden tener más problemas de salud en el futuro, pues van a tener una inmunidad más débil y pueden tener dificultades de crecimiento”.

Para MSF, que está presente en 13 provincias yemeníes, la respuesta humanitaria en el país, donde el 80 % de la población necesita algún tipo de asistencia, carece de continuidad y no cuenta con los fondos suficientes.