MP Monte Plata confisca máquinas tragamonedas

Por El Nuevo Diario domingo 16 de julio, 2017

EL NUEVO DIARIO, Monte Plata.- El Ministerio Público conjuntamente con la comandancia policial de la provincia confiscó varias máquinas tragamonedas que operaban de manera ilegal en negocios del distrito municipal Don Juan.

Los operativos se llevan a cabo por instrucciones del procurador general, Jean Rodríguez, tras las quejas de ciudadanos agrupados en juntas de vecinos y tienen  el propósito de eliminar las operaciones de estos equipos en establecimientos no autorizados, sobre todo en puntos donde se aglutinan menores de edad.

Los aparatos  decomisados en centros de diversión, colmados y cafeterías, así como en bancas de lotería, billares y centros de Internet, por operar de manera irregular, sin el permiso correspondiente  fueron destruidos por miembros de la uniformada en presencia de la magistrada Natacha Mercedes Rosario, procuradora fiscal actuante y el coronel José Antonio Santos, comandante del Departamento Policía Nacional, Monte Plata.

El coronel José Antonio Santos  destacó que los operativos se efectúan en el marco de las labores preventivas y de persecución de ese delito, que ejecutan las procuradurías fiscales de los distintos departamentos judiciales, amparadas en la Ley 29-06 y el Reglamento 252-89 de regulación de la operación de las máquinas tragamonedas, donde se establece que estas solo pueden ser instaladas en casinos y bancas de apuestas deportivas; lugares donde ingresen adultos y no tengan acceso los menores de edad.

Indica que durante los operativos en negocios de las comunidades de El Bosque, La Jagua, Triple Ozama, y Don Juan del municipio y  provincia Monte Plata, se actuó apegado al respeto y la ley.

“Las  labores continuarán, estamos dando seguimiento a estos casos para que las máquinas tragamonedas no operen fuera de los establecimientos que están autorizados por las leyes del país y regulados por el Ministerio de Hacienda”, manifestó la magistrada Natacha.

Al mismo tiempo, advirtió a los dueños y administradores de esos negocios deben  abstenerse de incurrir en ese tipo de práctica ilegal y evitar que tengan que ser sometidos a la acción de la justicia.