Motivación para leer sobre la ética

Por Ramón Antonio Veras sábado 27 de agosto, 2022

I.- Escribir sobre la ética

 

1.- Escribir sobre la ética, no sería más que una actitud fuera de toda lógica, en un país como el dominicano, donde la mayoría de su población se siente regocijada por disponer de las redes sociales, para dar rienda suelta a sus sentimientos más perversos.

 

2.- Nada le interesa saber sobre el correcto proceder, a una sociedad humana que aloja en su seno a amplios grupos que con alegría se desahogan difamando y expresando odio,

 

3.- No es más que perder el tiempo, ocuparse de difundir ideas para el buen vivir en comunidad, en un ambiente social donde desde el poder del Estado no hay interés alguno en que ciudadanas y ciudadanos se formen guiados por principios éticos y morales.

 

4.- A pesar de lo antes expuesto, las ideas hay que exponerlas con la creencia de que en algún momento serán recogidas para que, entonces, surja una nueva forma civilizada para convivir con decencia.

 

5.- Si no para el presente, por lo menos para el porvenir, debemos sembrar en la conciencia de los maestros de ahora que pueden educar a niñas y a niños, a los fines de que mañana, el país esté compuesto por seres humanos vinculados entre sí porque practican obrar correctamente.

 

II.- Libros para leer sobre la ética

 

6.- Aunque para muchos dominicanos y dominicanas, leer se ha hecho algo incómodo o difícil, nada quita convidar, con mucho cariño y sana intención inducir a padres y maestros, que con el fin de instruir sobre la ética a sus descendientes y alumnos, procuren descifrar, para luego explicar, el contenido de libros que pueden contribuir a educar.

 

7.- Sería de mucha ayuda para los formadores de conciudadanos del mañana, tener a su alcance textos en los cuales puedan conocer amplios y prácticos conceptos con relación a la ética, y cómo ella permite formar en el adecuado proceder.

 

a.-) Libro: Psicología Evolutiva y Pedagógica

 

8.- Padres y madres, así como maestros y maestras, adquieren conocimientos si tienen la oportunidad de leer el pequeño libro Psicología Evolutiva y Pedagógica, de la autoría del profesor AV. Petrovski.

 

9.- En el citado libro, el lector o la lectora puede comenzar a saber cómo funcionan los procesos psíquicos y las cualidades psicológicas de la personalidad, su conducta y el desarrollo de la misma.

 

10.- Es de suma importancia en la enseñanza de la ética y sus principios, comenzar a dársela a conocer a ese ente social que queremos educar en su período de niñez y adolescencia.

 

11.- Corresponde a los encargados de la enseñanza ética de los niños, hacerles comprender que la transformación de los conocimientos y conceptos morales convertidos en convicción, exigen se los inscriban en el sistema de motivos de la conducta y de los hábitos morales.

 

12.- Al leer el libro Psicología evolutiva y pedagógica, padres y maestros estarían en condiciones de adiestrar a niñas y niños, de que la educación de los sentimientos y convicciones morales, están vinculadas a la asimilación y vivencia por los escolares en el proceso de la actividad educativa.

 

13.- No debemos olvidar que la conducta se define como moral, cuando está socialmente determinada y condicionada, y es regulada por normas morales y por determinados principios de las relaciones humanas.

 

14.- De gran ayuda es para quienes, como padres y maestros, manejan la formación de niños y niñas, en todo lo que tiene que ver con enseñanza y educación en sus primeros años de existencia.

 

15.- Sería muy bonito que luego de leer el libro Psicología evolutiva y pedagógica, los encargados de bien enseñar, hicieran comprender a la niñez que las relaciones sociales de las personas, son el conjunto de sus expresiones éticas en el trato humano.

 

b.-) La obra: Más ética, más desarrollo

 

16.- La Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), en el mes de noviembre de 2007, puso en circulación la edición número 13, de la obra Más ética, más desarrollo, de la autoría de Bernardo Kliksberg.

 

17.- El prólogo de la publicación del texto Más ética, más desarrollo, fue escrito por Roberto Reina Tejada, quien para esa época, noviembre 2007, ocupaba la rectoría de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, y en una parte de su presentación destaca que el autor dice: “Este libro es un dedo que el autor pone en la llaga de la corrupción, rémora del desarrollo y causa principal de la pobreza y de la extrema pobreza en la sociedad de nuestro tiempo”. [i]

 

18.- El libro “Más ética, más desarrollo”, debe ser leído por mujeres y hombres de nuestro país, que inciden en la política, la economía y el sector educativo, porque leerlo les sería de gran ayuda.

 

19.- En el libro “Más ética, más desarrollo”, es posible leer: “Es imprescindible en una América Latina, agobiada por grados agudos de pobreza y desigualdad, recuperar la estrecha relación que debería haber entre valores éticos y comportamientos económicos. Ello significa poner en el centro de la agenda pública temas como la coherencia de las políticas económicas con los valores éticos, responsabilidad social de la empresa privada, la eticidad en la función pública, el fortalecimiento de las organizaciones voluntarias, y el desarrollo de la solidaridad en general. Todos los sectores sociales deberían colaborar para que la ética volviera, tanto para erradicar la corrupción, como para motivar actitudes positivas”. [ii]

 

c.-) Obras del doctor José A. Silie Gatón

 

20.- Con el fin de no causar impedimentos molestosos a los que no les gusta leer libros de autores extranjeros, nos permitimos sugerirles tener a su vista las obras del doctor José A. Silie Gatón, en particular las que tratan sobre la Ética en Política y la Educación del Carácter.

 

21.- Con una lectura detenida a los libros del profesor Silie Gatón, es posible alcanzar civilizada conducta, ejercitar la forma de conducirnos, manejarnos con decencia y portarnos con sentido ético.

 

22.- Captar el contenido de las obras que tratan con relación a la ética, nos guía a poder descifrar mensajes que aportan para el buen accionar en el lugar donde hacemos vida social de manera ocasional o permanente.

 

Por: Ramón Antonio Veras

Comenta