Moreno obtiene el 39,18 % de los votos en Ecuador con el escrutinio al 93,4 porciento

Por El Nuevo Diario martes 21 de febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, QUITO.- El candidato oficialista a la Presidencia de Ecuador, Lenín Moreno, obtendría el 39,18 por ciento de los votos cuando se han contado el 93,4 por ciento de los votos, según los resultados parciales de actas escrutadas y difundidas en la web del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Con 38.349 de 41.042 juntas de recepción de voto revisadas, Moreno es el candidato más votado, seguido por el centroderechista Guillermo Lasso, con el 28,38 por ciento.

Después aparece la socialcristiana Cynthia Viteri con 16,16 por ciento; Paco Moncayo con el 6,82 por ciento; Abdalá "Dalo" Bucaram (4,73%); Iván Espinel (3,18); Patricio Zuquilanda (0,78) y Washington Pesántez (0,76).

El sistema electoral ecuatoriano prevé la celebración de una segunda ronda de votaciones si ninguno de los candidatos consigue mayoría absoluta o si el candidato más votado no logra el 40 % de los sufragios con un margen de al menos 10 puntos porcentuales de ventaja respecto al segundo.

Ante los resultados tan ajustados, que no permiten todavía confirmar si habrá segunda vuelta, el Consejo Nacional Electoral (CNE) ha hecho un llamamiento a la ciudadanía a mantener la calma mientras se procesan todos los datos.

El presidente del CNE, Juan Pablo Pozo, recordó que el organismo está abocado a procesar ciertas actas de escrutinio rezagadas o suspendidas, lo que ha retrasado el anuncio de los resultados finales.

Esa demora ha generado incertidumbre y tensión en el país, que espera los datos finales del CNE para saber si se celebra, en abril, una segunda vuelta de comicios entre los dos candidatos más votados el pasado domingo.

Más de doce millones de ecuatorianos fueron convocados el domingo pasado a las urnas para elegir al nuevo presidente, así como a 137 integrantes de la Asamblea Nacional, cinco representantes al Parlamento Andino y para pronunciarse en una consulta popular sobre una iniciativa del Gobierno para prohibir que cargos públicos tengan bienes en paraísos fiscales.