Monumental escultura de Lippold podrá admirarse en aeropuerto de Nueva York

Por EFE miércoles 7 de abril, 2021

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK.- La monumental y popular escultura “” del estadounidense Richard Lippold podrá ser admirada en el aeropuerto neoyorquino de LaGuardia tras no haber sido vista durante más de siete años, después de que el Lincoln Center la retirara de uno de sus vestíbulos por la renovación del espacio en 2014.

Según anunció este miércoles el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, la mudanza de la pieza, de cinco toneladas de peso y formada por 190 barras de metal resplandeciente, es resultado de un acuerdo alcanzado entre el Lincoln Center y las autoridades de Nueva York y Nueva Jersey encargadas de la reforma que se está llevando a cabo en el aeropuerto de LaGuardia.

“El nuevo aeropuerto de LaGuardia ofrecerá una experiencia de primera categoría a los viajeros que refleja lo que es Nueva York, y dado que nuestro estado es un destino cultural excelente, queremos asegurarnos de que nuestros aeropuertos están a la altura de esa reputación”, apuntó Cuomo en un comunicado remitido a la prensa.

“Orpheus and Apollo” fue instalado en 1962 en el gran vestíbulo David Geffen (entonces llamado Vestíbulo Filarmónico) del Lincoln Center tras haber sido donado por la Fundación Ittleson y se apartó más de medio siglo después con las renovaciones del edificio.

La imponente pieza está formada por barras de metal Muntz (compuesto por un 60 % de cobre y un 40 % de zinc) que están suspendidas individualmente del techo con cables de acero, pero en 2020 el Lincoln Center anunció que no podía volver a colgarla en sus instalaciones después de las modificaciones a las que habían sido sometidas.

Fue Paul Goldberger, un arquitecto que ha trabajado como asesor tanto en la renovación de LaGuardia como en la del Lincoln Center, quien tuvo la idea de exponer la obra en el aeropuerto cuando supo que la mayor institución de artes escénicas de EE.UU. no la iba a volver a colocar en sus instalaciones.

En concreto, ” se podrá ver en el Vestíbulo Central de LaGuardia, una gran sala formada por grandes ventanales que conecta el tren con la nueva Terminal B del aeropuerto, que se prevé abrirá sus puertas en 2022 tras un proyecto de reforma de 8.000 millones de dólares.

Por ello, el nuevo hogar de la escultura se parecerá mucho al antiguo, donde permanecía en una gran sala acristalada, y podrá ser observado desde distintos puntos de vista, tanto desde dentro como desde fuera del propio edificio.

La obra maestra de Lippold se unirá así a otras importantes piezas que han sido instaladas en los espacios públicos de la Terminal B de Sarah Sze, Laura Owens, Jeppe Hein y Sabine Hornig, además de una escultura de agua y luces llamada “Aquatique Show” que entretendrá a viajeros en la zona de tiendas del aeropuerto.

Lippold, un diseñador industrial que se convirtió en artista, fue uno de los escultores más importantes de EE.UU. durante la posguerra, y sus piezas aun pueden verse en algunos de los edificios más importantes de Nueva York, como el Met Life o el Seagram, ambos en Manhattan.