Montás apuesta a la elevada industrialización como motor de progreso

Por miércoles 22 de febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-El ministro de Industria, Comercio y Mipymes (MICM), Temístocles Montás, dejó iniciado este miércoles el “II Foro de Encadenamientos Productivos”.

Montás afirmó ante unos 600 empresarios presentes que la cartera a su cargo tiene como apuesta de política el logro de la más elevada industrialización del país y de los encadenamientos productivos, porque son instrumentos que impulsan el progreso económico y social.

El funcionario se expresó en esos términos en su discurso para dar la bienvenida a representantes de instituciones y asociaciones públicas y privadas, así como de organismos internacionales, asistentes al foro, que tuvo lugar de 8:30 de la mañana a 12:00 del mediodía en el salón Anacaona del hotel Jaragua.

“Entendemos que la industrialización es la llave maestra y la condición necesaria para el desarrollo económico y social. Es el vehículo más expedito para el desarrollo económico y el desarrollo social”, dijo Montás, según una nota del MICM.

Expuso que el desarrollo industrial es productividad, agregación de valor, incorporación de progreso técnico, aprovechamiento productivo de las TIC, desarrollo de destrezas y capacitación apropiada.

“Desarrollo industrial es calidad, articulación productiva, es eficiencia técnica y es eficiencia económica. Al fin de cuentas, la industrialización es competitividad“, dijo.

Montás señaló que el encadenamiento productivo se concreta a través del establecimiento de relaciones de negocio entre las empresas y contribuye a que los negocios industriales se desarrollen, prosperen y escalen en productividad y competitividad.

El propósito es que las empresas manufactureras se desarrollen, se consoliden, y que escalen progresivamente hacia mayores niveles de calidad; con cadenas de valor robustas; que tengan capacidad de abastecer las necesidades de otros subsectores del tejido empresarial local y del extranjero, dijo el ministro.

“En mi condición de Ministro de Industria y Comercio, expreso mi reconocimiento a los actores y autores que, en representación de entidades públicas y privadas, han hecho posible la celebración de este “II Foro de Encadenamiento Productivo”. Me refiero a funcionarios y técnicos de la AIRD, de ADOZONA, del Consejo Nacional de Zonas Francas, del CEI-RD y del propio Viceministerio de Desarrollo Industrial del MICM”.

La actividad, que abarrotó de empresarios y de representantes de instituciones públicas y expertos de organismos internacionales el principal salón del hotel, contó con la presencia, además, de Campos de Moya, Presidente de AIRD; José Tomás Contreras, de Adozona; Luisa Fernández, del CNZF; Cecile Friuman, del Banco Mundial; Mario Cimoli, de CEPAL; Henri Molina, del CEI-RD; Alma Fernández, de PROINDUSTRIA; Juan Monegro, viceministro de Desarrollo Industrial del MICM e Isidoro Santana, ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, instituciones auspiciadoras del evento.

Campos de Moya, presidente de la AIRD

A seguidas del discurso de apertura expresado por Montás, agotó turno Campos De Moya, presidente de la Asociación de Industrias de la República Dominicana, Inc. (AIRD), quien planteó que los encadenamientos productivos están entre los elementos que no pueden quedar ausentes cuando se habla de una política industrial moderna y en constante revisión.

En ese contexto, De Moya trajo a colación el acurdo de alianza estratégica firmado en junio del año pasado entre los industriales, el MICM, el Consejo Nacional de Zonas Francas de Exportación, ProIndustria, ADOZONA y el CEI-RD, en el que las partes se comprometieron a promover los encadenamientos productivos entre la industria nacional y las zonas francas.

Dijo que los firmantes estaban seguros de que “esto permite la integración de redes de negocios, comercio y de cadenas de valor agregado entre zonas francas e industrias establecidas en la República Dominicana”.

Destacó fruto de esos acuerdos, la AIRD ha obtenido beneficios como identificación de las necesidades de los potenciales compradores y de quienes podrían suplir dichas necesidades; incremento de las ventas y de la sostenibilidad de las empresas locales; observación de estándares internacionales que satisfagan los requerimientos de quienes compran para el mercado extranjero; Ruedas de negocios “Business to Business” (B2B) que hacen posible establecer ese tejido que son los encadenamientos.

En el 2016 se realizaron tres de estas ruedas de negocios, con la participación de más de 100 empresas en total y más de 600 reuniones de negocios entre ambos subsectores de la economía dominicana (industria local y zonas francas), y disminución de los costos para las empresas de zonas francas que participan de estos encadenamientos.

Habla el presidente de ADOZONA.

José Tomás Contreras, presidente de la Asociafción Dominicana de Zonas Francas (ADOZONA), dijo que la importancia de los encadenamientos productivos se puede medir en las oportunidades de negocios que representan las importaciones por más de US$3,500 millones en materia prima y equipos.

“Este monto ilustra la dimensión de la gran oportunidad que tiene la industria local de lograr encadenarse como suplidores de las zonas francas”, dijo Contreras.

Dijo que enlaces industriales cada vez mejor establecidos mejorarán la competitividad de las empresas y las capacidades y productividad de las empresas.

Expresó su convicción de que el foro permitirá contribuirá a seguir fortaleciendo los enlaces industriales, contribuyendo a mejorar los niveles de competitividad.

Durante el Foro intervinieron Mario Cimoli, Director de la División de Desarrollo Productivo de CEPAL; José Daniel Reyes, economista Senior del Banco Mundial, quien presentó un estudio sobre zonas francas en República Dominicana y se montaron dos paneles sobre encadenamientos productivos, partiendo de la experiencia nacional e internacional en torno al tema.

Apple Store Google Play
Continuar