Molina Morillo: emprendedor y ejemplo de estilo de vida simple

Por Enrique Castillo Grullón viernes 7 de abril, 2017

El mundo de la comunicación escrita, también radial y de televisiva, perdió el domingo 2 de abril a un periodista por vocación, abogado de circunstancias, escritor apasionado y emprendedor por naturaleza: el doctor Rafael Molina Morillo.

Su entrega al periodismo, defensa de la libertada de expresión y espíritu emprendedor lo llevaron a crear y/o dirigir en momentos difíciles la revista Ahora, luego periódico El Nacional y el Día, del cual fue director hasta su fallecimiento. También el Listín Diario y una gama de publicaciones especializada.

Molina Morillo fue a la vez maestro de una generación de periodista a quienes incentivó y dio la oportunidad de desarrollarse y mejorar sus técnicas de redacción. La mayoría eran estudiantes de periodismo de distintas universidades e institutos con la cabeza llena de alas de cucarachas, a quienes orientó.

Un defensor acérrimo de la libertad de expresión, columna vertebral de la democracia y estandarte de cualquier organización que propugne por igualdad de oportunidades. Molina presidió la Sociedad Interamericana de Prensa (SID) y fundó el Centro para Defensa de la Libertad de Expresión, entre otras entidades, recibiendo varios reconocimientos, incluidos el Nacional de Periodismo, supremo galardón periodístico otorgado en el país.

Con la muerte de Rafael Molina Morillo el periodismo de Quisqueya y América Latina, pierde a uno de sus mayores representantes, ejemplo práctico de una profesión basada en principios y ejercida por vocación.

Extrañaremos sus historias, anécdotas, proverbios, frases celebres, correos, advertencias, críticas, reproches, consejos, sugerencias y saludos. Pero también sus buenos días. Gracias por tanto buenos días doctor Molina.

 

Comenta