Miss La Romana busca la corona de Miss República Dominicana Universo

Por El Nuevo Diario martes 13 de agosto, 2019

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- La modelo Miss La Romana aseguró que trabaja sin descanso para convertirse en la representante del país y traer la segunda corona de Miss Universo para la República Dominicana.

Kimberly Jiménez dijo también que trabaja arduamente en su preparación para alcanzar el título de Miss República Dominicana, tras señalar que su carrera como modelo profesional ha sido satisfactoria desde el año 2017.

Jiménez, quien nació el 20 de febrero 1997, sostuvo que  “quiero poder ser el ejemplo para mi niña interna que espera ver sus sueños hechos realidad y ser una mayor inspiración para los niños del mundo”.

Kimberly Jiménez es  boricua por su familia materna y dominicana por su padre, mide 5’10 y cursa el 3er año de Administración de Empresas.

Su hermosura y carisma le han permitido desde la infancia participar en diversos eventos de belleza, iniciando a la edad de 7 años.

Maneja los idiomas español e inglés, esperando dominar el mandarín como su próxima lengua.

“Amo leer, me encanta la playa y tomar el sol” son algunas de las cosas que disfruta hacer  Kimberly “La Romana”, como le llaman.

Su carrera como modelo profesional ha sido muy satisfactoria, logrando posicionarse en el 2017 como segunda  finalista en  Miss Puerto Rico Universo.

Desarrolla proyectos de labores sociales, los que la han motivado a alcanzar el título de Miss República Dominicana, concurso para lo que se prepara arduamente.

Más allá de la belleza, Jiménez se considera una persona amable, cristiana y con un corazón bondadoso, por ello decidió comenzar un proyecto social llamado “Orfanato Niños y Niñas de Cristo” ubicado en la provincia La Romana, una Asociación sin fines de lucro, fundada en 1996 por Sonia Hane.

Explica que el orfanato alberga, protege y ama a los niños abandonados, huérfanos, abusados, incluso aquellos cuyos padres están encarcelados o con problemas psiquiátricos.

“Siento que vinimos al mundo a servir, y yo amo los niños, así que aporto mi conocimiento y entusiasmo a las chicas y chicos con clases de etiqueta, protocolo, pasarela y autoestima que es lo más importante para ello”  comentó la aspirante al Miss RD.

 

Anuncios