Misión de la ONU en Irak denuncia la muerte por disparos de 48 manifestantes

Por EFE martes 5 de noviembre, 2019

EL NUEVO DIARIO, BAGDAD.- La misión de Naciones Unidas en Irak (UNAMI) ha documentado al menos 48 casos en los que “manifestantes desarmados” han muerto por disparos durante las protestas que sacuden el país, que se reavivaron el 25 de octubre después de un primer estallido a principios de mes.

En un informe publicado este martes, la UNAMI destacó que estas personas fueron disparadas “durante protestas o cuando cometían actos de vandalismo, quema o intentos de irrumpir en oficinas gubernamentales o de partidos políticos”, pero en ningún caso “representaban una amenaza inminente (de provocar) la muerte o heridas a los demás”.

Señaló que, según la información recogida, “ninguno de los manifestantes estaba armado en ningún momento”.

La misión no apuntó directamente a los autores de los disparos, pero detalló que los relatos y acusaciones señalan la presencia de milicianos armados en algunos casos y del uso de fuego real por parte de la Policía y otros cuerpos de seguridad contra los manifestantes.

En total, la UNAMI ha documentado al menos 97 fallecidos y miles de heridos en esta segunda ola de protestas, desde el 25 de octubre hasta el 4 de noviembre.

En esta ocasión, los manifestantes no son sólo jóvenes, trabajadores y activistas de la sociedad civil, sino que quienes participan en las protestas son de diferentes edades, incluidos mayores y menores, y gran número de mujeres.

Las protestas siguen concentradas en Bagdad y las regiones meridionales y del centro del país, especialmente Basora, Di Qar, Kerbala y Nayaf, entre otras zonas de mayoría chií.

El primer estallido de estas acciones tuvo lugar a principios de octubre y en poco más de una semana murieron casi 160 personas y más de 5.000 resultaron heridas, de acuerdo con datos oficiales.

La UNAMI agregó que está siguiendo las denuncias de arrestos de manifestantes y activistas y que dispone de “información fiable” de que decenas de personas han sido detenidas en Babel, Bagdad, Basora, Di Qar, Qadisiya y Kerbala, además de otras que han sido arrestadas sólo por expresar su apoyo a las protestas.

La misión denunció también los “continuos esfuerzos del Gobierno para suprimir la cobertura de las manifestaciones, incluidas declaraciones que pueden ser percibidas como intimidatorias por parte de los medios de comunicación, y el bloqueo de las redes sociales”.

Esta madrugada, después del recrudecimiento ayer de la violencia, Irak sufrió un corte del servicio de internet en casi su totalidad, según la plataforma NetBlocks, y la conexión ha funcionado de forma interrumpida a lo largo del día.

 

Anuncios