Mis condolencias, señor Presidente

Por Jose Guerrero martes 5 de noviembre, 2019

La semana pasada el país se vistió de luto con el sentido fallecimiento de Don Juan Pablo Medina, padre, entre otros,  del honorable presidente de la República, licenciado Danilo Medina Sánchez, así como  de Juan Bautista Lizardo, hermano Cristina Lizardo Mezquita, senadora por la provincia Santo Domingo, y de Simón Lizardo Mezquita, administrador general del Banco de Reservas.

Estuvimos allí en ambos casos, acompañándoles el sentimiento a sus familiares, sobre todo al presidente Danilo Medina, con el cual cumplimos al pie de la letra y con Simón Lizardo Mezquita y Cristina  Lizardo Mezquita, dos líderes destacados de nuestra sociedad.

En ambos casos sus restos fueron velados en la Funeraria Blandino, en tanto Juan Bautista Lizardo Mezquita fue sepultado en el cementerio Jardín Memorial, y Don Juan Pablo Medina, en el Cementerio Cristo Redentor. Era presidente de la empresa J Lizardo y Asociados, desde donde ofrecía servicios de construcción, según trasciende.

Observamos que una enorme multitudes de miembros del PLD, funcionarios del Gobierno, militares, políticos de oposición, desde tempranas horas de la mañana hicieron acto de presencia en el Cementerio Cristo Redentor, para darle cristiana sepultura al señor Juan Pablo Medina, padre del presidente Danilo Medina Sánchez.

Además del mandatario y su esposa, estuvieron presentes a las 11: AM de hoy  en el Cementerio Cristo Redentor  todos los hijos del señor Juan Pablo Medina, se destacan Aracelis Medina, Subadministradora general del Bareservas;  la Diputada Lucia Medina Sánchez. También contactamos a Miguel Mercedes, Administrador de la Lotería Nacional, Rubén Jiménez Bichara, Vicepresidente de la CDEEE, Jose Ramón Peralta, Ministro Administrativo de la Presidencia; Gustavo Montalvo, Ministro de la Presidencia y Alexis Lantigua, Viceministro Encargado de Asuntos Sociales.

Mientras que en el sepelio de Juan Bautista Lizardo observamos la presencia de Simón Lizardo Mezquita, con el cual nos solidarizamos, Cristina Lizardo Mezquita, la viuda, Ana Sano, sus hijos, Juan Simón, Juan Alejandro, Rodrigo Josué, Winnie y Elaine Lizardo, quienes lamentaron la muerte de su padre.

Se recuerda que en el sepelio de su hermano menor, Simón Lizardo Mezquita resaltó las cualidades de su pariente, de quien dijo de pequeño se convirtió como en un  hijo, que lo seguía a todas partes, protegía y confiaba. Falleció de un infarto fulminante mientras almorzaba en un restaurante de la capital el pasado jueves, de donde fue trasladado a un centro médico.

Escuchamos las palabras cálidas y llenas de sentimiento y amor de nuestro Presidente, Danilo Medina, en el cementerio Cristo Redentor: “Papa fue un hombre íntegro, trabajador, humano, con profunda fe cristiana”. “Mi papa fue un guerrero, lucho decididamente contra la muerte, pero al final no hay nadie que pueda vencer a la muerte, también cayo” Fueron parte de sus lamentaciones por el sentido fallecimiento de su progenitor.

Recuerden que sus expresiones (del presidente Danilo Medina), se producen ante cientos de personas que asistieron al cementerio Cristo Redentor para hacerle compañía en momentos difícil y complicados por los que está pasando con la pérdida de un ser humano tan querido, tomó el micrófono para hablar sobre lo que significaba su padre para él y como influyo en su vida.

Así mismo, con el recuerdo presente de cuando su madre falleció, el mandatario recordó cómo fue la transición después y como su padre se convirtió en el tronco de su familia.

Narro, que “cuando murió su mama  siempre nos reuníamos todos en la casa con papa y mi mama y yo pensé, bueno se murió mami. Probablemente yo la familia se va a desintegrar y no, seguimos igual, tal ve  con mayor intensidad alrededor de papa” A pesar de ser eje de la familia conto como los últimos 6 años su padre sufrió de muchos problemas de salud que llevaron a realizarse su procedimiento que no aguanto y que lo mantuvo 39 días interno en la unidad de cuidados intensivos.

Mi popa lucho contra una enfermedad durante muchos años y mucha gente siempre decía que lo peor era la edad, pero, estuvo cerca de 6 años postrado. Comenzó perdiendo la locomoción y después la voz, pero se mantuvo vivo, luchando cada vez que los médicos que ya no iba a resistir, vencía y ahí quedaba y se quedaba con nosotros, porque el era el centro de esta familia.

El presidente de la Republica se refirió también a los valores de la familia, los cuales ha seguido en toda su vida, especialmente el valor del trabajo y respecto a los demás, este hombre fue un hombre profundamente trabajador, tan trabajador que a veces abusaba que era una máquina, que se ponía a trabajar, incluso sin comer, destaco el mandatario.

Que Dios acoja en su santo seno el alma de estos dos seres queridos e inolvidables, de Don Juan Pablo Medina y de Juan Bautista Lizardo Mezquita, dos ejemplos nacionales.

Autor: Jose Guerrero

 

 

 

Anuncios

Comenta