Mis Conceptualizaciones: Joe Biden, una percepción de poder hacer

Por Pablo Valdez viernes 1 de enero, 2021

El próximo 20 del mes en curso, asume la presidencia de Estados Unidos de América el presidente número 46 de la llamada Nación más poderosa del Planeta Tierra, el Señor Joe Biden, quien ha arrojado algunas incógnitas en cuanto a cuál va a ser su ejecutoria de gobierno tanto para la Nación del Norte, como para los países del mundo, divididos entre aliados y no aliados.

Durante su dilatada carrera política de más de 47 años que lo identifica como un verdadero político de carrera, el Señor Biden ha tenido situaciones favorables y otras no tanto, que han afectado su crecimiento político, así como también su estabilidad familiar y emocional, que han demostrado que goza de una gran reciedumbre como hombre público.

El próximo presidente de los Estados Unidos, en una declaración histórica, por constituirse en una demostración de sostenibilidad mental, expreso en una ocasión que puede morir siendo un hombre feliz, sin la necesidad de ser presidente de la República. Estas expresiones, lo identifican como  alguien, cuyas ambiciones personales no están por encima de las decisiones del electorado que es quien determina cuales gobernantes deben dirigir los destinos de las Naciones.

Algunos de los analistas políticos norteamericanos, han coincidido en que el nuevo presidente estadounidense, tiene retos a asumir de cara a factores determinantes para la estabilidad del país, como son la salud del pueblo, afectada sustancialmente por la incidencia de la pandemia que ha variado la política sanitaria universal, el crecimiento económico, proliferación de la adversa actitud racial del país en los últimos años y el tema migratorio.

El próximo presidente de los Estados Unidos, ha sabido luchar en contra de difíciles situaciones familiares de las que tanto la familia como el, han salido fortalecidos a pesar de los sufrimientos propios de ese tipo de circunstancias, lo que lo hace ver como un hombre de grandes valores familiares y de una responsabilidad incuestionable.

Evidentemente, que durante una carrera tan larga que concluye en la obtención de la selección de parte del pueblo norteamericano para convertirse en su presidente, es de esperarse altas y bajas, sin embargo el cuestionamiento es de si el señor Biden, podrá enfrentar con éxito, todos los escollos heredados del gobierno que reemplazara y que no todos han sido causados por políticas herradas del mandatario, saliente sino que muchos han sido a consecuencia de la Pandemia originada por el denominado Covi-19 que ha doblegado a las Naciones del mundo.

En muchas de las declaraciones de Joe Biden ha expresado su compromiso de rehacer las relaciones de los Estados Unidos con los países aliados, por entender que no han sido las mejores durante el cuatrienio gubernamental que concluye. Obviamente, que las relaciones afectivas con los países que tradicionalmente han coincidido en la política internacional con el País del Norte, conlleva signos de estabilidad mundial deseables por todos, y en el caso de la Republica Dominicana, es un indicativo favorable.

La promesa de Biden de luchar contra el cambio climático, es otro factor importante dentro de la política internacional del próximo presidente de los Estados Unidos y aunque no tenga la mayoría en el senado de la República, la favorable actitud del ejecutivo, sería un ingrediente importante a tomar en consideración en la toma de decisiones con relación a este aspecto, a pesar de los grandes problemas que heredara.

Analistas estadounidenses en políticas públicas, como David Keith de la Harvard Kennedy School ha declarado que la posibilidad del próximo presidente de liderar cambios climáticos serán bastante reducidas. Obviamente, que aunque las opiniones autorizadas de parte  de personas del medio político de los Estados Unidos deben ser tomadas en consideración, debemos estar a la expectativa de mejorías sustanciales en los temas de referencia y tener la esperanza de mejor porvenir en las ejecutorias del nuevo gobernante de la poderosa Nación del Norte.

 

Comenta