Ministro de Economía dice empleo formal creció

Por El Nuevo Diario lunes 14 de agosto, 2017

EL NUEVO DIARIO, Santo Domingo.- El ministro de Economía anunció este lunes que  durante el cuatrienio 2012-2016 el empleo formal en el país aumentó de 1, 713, 114 a 2, 097, 726, lo que se relaciona con la expansión de la actividad económica que, incluido este año 2017, se estima en una tasa de crecimiento promedio anual de 6.3%.

El licenciado Isidoro Santana explicó que el empleo formal se mantuvo creciendo de manera sostenida y hasta el presente. Por ejemplo, para el periodo entre 2012 y 2016, correspondiente al primer mandato del presidente Danilo Medina, creció a una tasa promedio anual de 5.2%.

Este crecimiento en el mercado laboral se logra en un contexto de dinamismo en la economía dominicana, que para el periodo 2012-2017 el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD) estima en un promedio anual de 6.3%.

Destacó que consistente con ese crecimiento en el empleo formal, también el salario promedio real se incrementó significativamente, al pasar de $11,539.80 en 2012 a $13,565.87 en 2016, equivalente a una tasa de crecimiento promedio real de 4.1%, durante ese mismo periodo.

“Todo esto tiene lugar en un contexto de baja inflación, dado que el crecimiento del nivel de precios en el cuatrienio (2012-2016) estuvo en torno a una tasa promedio anual de 2.8%, y para este año en curso (2017) el Ministerio de Economía pronostica una inflación promedio de 3.75%, consistente con la meta establecida en el programa monetario”, subrayó.

Resaltó que ese crecimiento en la ocupación formal también amplió el acceso a la seguridad social en el que entre 2012  y mayo de 2017, los afiliados al seguro familiar de salud pasaron de 5, 022, 465 a 7, 126, 425 personas incluidas.

Esto significa que en los primeros cinco meses de este 2017 el 70% de la población dispone de un seguro de salud, la mitad de ellos en el régimen subsidiado de SENASA. Y que desde fines de 2012 hasta mayo de este año un millón de dominicanos y dominicanas han sido incorporados al régimen subsidiado, al pasar de 2, 303, 351 en 2012 a 3, 319, 679 en 2017. “Un logro, aun cuando debemos integrar a los otros tres millones carentes del mismo y elevar la cobertura a quienes lo poseen”, comentó.

El ministro Santana observó asimismo que los cotizantes del seguro de vejez, discapacidad y sobrevivencia han sido incrementado a una tasa promedio anual de 6.6% durante el cuatrienio 2012-2016 y hasta junio de 2017, al pasar         de 1, 291, 137 personas a 1, 774, 273 personas.

Dijo que, de igual forma, los cotizantes en el régimen de capitalización individual (AFP) han sido incrementados a una tasa promedio anual de 6.5%, al pasar de 1, 168, 848 cotizantes en 2012 a 1, 600, 886 en junio de 2017.

Al pasar balance a estos cinco años de los gobiernos del presidente Mejía, el funcionario recordó que el índice de pobreza multidimensional elaborado por su ministerio muestra que su tasa de incidencia en el país disminuyó 11.8 puntos porcentuales en los últimos cuatro años, al descender de 34.9% en 2012 a 23.1% en 2016, después de que permaneciera desacelerada en los años anteriores.

Santana citó que específicamente de 2015 a 2016 la disminución en la tasa de pobreza multidimensional fue de 2.4 puntos porcentuales, verificando importantes reducciones también de 2013 a 2014 (de 4.7 puntos) y de 2014 a 2015 (de 3.7 puntos), caída ligeramente superior a la de 10.5 puntos porcentuales en igual período por la tasa de pobreza monetaria oficial, que se redujo desde 41% en 2012 a 30.5% en 2016.

“Estas estimaciones muestran una relativa coherencia con los cambios sociales y económicos observados recientemente en el país”, expresó,  pues el principal determinante de la caída en la tasa de pobreza multidimensional fue el mejoramiento en el ingreso del hogar, seguido por posesión de bienes duraderos, provisión de agua potable y logros educativos, entre otros.

Santana explicó que una influencia importante para que la pobreza multidimensional disminuyera en años recientes proviene de, entre otros factores, las masivas construcciones escolares que involucran recursos de las propias comunidades, la alimentación y la tanda extendida en las escuelas, las visitas sorpresas y atención especial a necesidades de comunidades rurales y suburbanas, la atención a la primera infancia, la extensión a amplios sectores del seguro subsidiado de salud y los centros de atención primaria, el establecimiento del sistema de atención ciudadana 911, y algunos cambios en la política macroeconómica, como una mayor democratización del crédito y el abandono del proceso de apreciación real cambiaria.

“Todo lo señalado evidencia un crecimiento de la clase media de nueve puntos porcentuales, pues mientras en 2012 el porcentaje de la población considerada como tal alcanzó el 22.6%, en 2016 se elevó a 31.6%”, concluyó el funcionario.

 

Apple Store Google Play
Continuar