Ministro de Defensa venezolano condena ataque de chavistas al Parlamento

Por EFE miércoles 5 de julio, 2017

EL NUEVO DIARIO, Caracas.- El ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino, condenó este miércoles el ataque al Parlamento perpetrado por un grupo de simpatizantes armados del chavismo que hirieron a varios diputados opositores y sitiaron durante más de siete horas el recinto impidiendo la salida de los legisladores.

“Condenamos la violencia en cualquiera de sus formas, venga de donde venga”, escribió en su cuenta de Twitter Padrino, que calificó “los hechos suscitados hoy en la Asamblea Nacional” de “inaceptables”.

El titular de Defensa elogió al presidente Nicolás Maduro por haber condenado previamente la violencia en el Parlamento.

“Como estadista y líder político repudió de manera inmediata estos hechos de violencia”, dijo Padrino sobre el jefe del Estado, que horas antes había ordenado una investigación sobre lo ocurrido.

Asimismo, pidió a la oposición que siga el ejemplo del presidente y exprese también su repulsa cuando “se atacan bases militares, centros de salud, educativos y de alimentación”.

Padrino acusó a la oposición de haber cometido durante la actual ola de protestas antigubernamentales actos “terroristas” como “linchamientos, obstaculización de vías públicas, instigación a la rebelión” y les recriminó el “uso de menores” en sus actividades contra el Gobierno.

La reacción del ministro al asedio de hoy al Parlamento se produce después de que diputados responsabilizaran al Gobierno del asalto y recriminaran a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) que no evitara el acceso de los violentos a la sede del Legislativo.

Diputados del Parlamento venezolano, de mayoría opositora, lograron salir esta tarde de la sede del Legislativo, tras más de siete horas de asedio por parte de grupos chavistas que irrumpieron de manera violenta dejando al menos ocho legisladores opositores lesionados y algunos daños materiales.

El Parlamento denunció cerca de las 18.00 hora local (22.00 GMT) que 120 trabajadores, 108 periodistas y 94 diputados opositores estuvieron “secuestrados por grupos armados afectos al Gobierno” y que habían llegado al lugar a las 08.00 hora local. EFE