Ministerio Público mantendrá acusación contra imputados homicidio Febrillet

Por Carlos Luis Baron martes 17 de enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El Ministerio Público mantendrá la acusación contra los imputados por el asesinato del exrector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Mateo Aquino Febrillet, a pesar de la retirada de dos de los querellantes y de la recusación del juez que preside el Sexto Juzgado de la Instrucción, Rigoberto Sena.

Así lo manifestó la procuradora fiscal titular del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso, después de que el querellante Joel Antonio Soriano Ramírez, chófer del Aquino Febrillet, y que conducía el vehículo en el que viajaba el exrector el día de su asesinato, desistiera de la causa.

Hoy retiró la querella que había interpuesto, por intento de asesinato por intento de asesinato, en contra de los imputados Blas Peralta, Rafael Herrera Peña, Geraldo Félix Bautista y Franklin Alejandro Venega Rivas.

Es la segunda víctima en desistir, después de que el pasado 6 de enero, Edward Montás, testigo presencial del homicidio y que viajaba con la víctima, también retirase la querella que había interpuesto aduciendo, al igual que Soriano Ramírez, motivos familiares.

El proceso por este caso ha sido interrumpido en múltiples ocasiones por la defensa, alegando falta de abogados, enfermedad, abandono de la defensa, falta de tiempo para llegar a acuerdos económicos entre la defensa y los imputados, y la recusación del juez que conoce la audiencia preliminar.

Reynoso Gómez garantizó que, a pesar de todas las tácticas dilatorias y prácticas desleales realizadas por la defensa de los imputados, el Ministerio Público, estará en el proceso hasta que se dicte una condena ejemplar, por tratarse de una acusación por la comisión de hechos que constituyen delitos de orden público.

El dirigente del transporte Blas Peralta es señalado por la Fiscalía como la persona que, en marzo de 2016, persiguió y disparó contra el vehículo de Mateo Febrillet, tras mantener una discusión con Montás en un restaurante ubicado en la avenida Anacaona de Santo Domingo.

Según el expediente acusatorio, tras disparar el arma con la que asesinó a Febrillet, Blas Peralta cambió el cañón del arma homicida y luego tiró al mar unos teléfonos con los que se comunicó tras el hecho.