Ministerio Público confisca 51 máquinas tragamonedas en varios lugares del país

Por lunes 27 de febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Las autoridades del Ministerio Público con la colaboración de miembros de la Policía Nacional confiscaron 51 máquinas tragamonedas que operaban de manera ilegal en negocios de Santiago, Villa Altagracia, Higüey y Samaná.

Los operativos, que seguirán a nivel nacional, se realizan por instrucciones del procurador general, Jean Rodríguez, con el propósito de eliminar las operaciones de estos equipos en establecimientos no autorizados, sobre todo en puntos donde se aglutinan menores de edad.

Los aparatos fueron decomisados en centros de diversión, colmados y cafeterías, así como en bancas de lotería, billares y centros de Internet, por operar de manera irregular, sin el permiso correspondiente.

En un comunicado de prensa la institución destaca que los operativos se efectúan en el marco de las labores preventivas y de persecución de ese delito, que ejecutan las procuradurías fiscales de los distintos departamentos judiciales, amparadas en la Ley 29-06 y el Reglamento 252-89 de regulación de la operación de las máquinas tragamonedas, donde se establece que estas solo pueden ser instaladas en casinos y bancas de apuestas deportivas, donde solo ingresen adultos y no tengan acceso los menores de edad.

Indica que durante los operativos en negocios de las comunidades de Las Lagunas de Nisibón y La Otra Banda, del municipio de Higüey, provincia La Altagracia, fueron ocupadas 19 máquinas, en tanto que 18 fueron decomisadas en zonas de Villa Altagracia, provincia San Cristóbal.

Igualmente, detalla que en sectores del municipio de Las Terrenas, y de los distritos municipales de El Limón y Las Galeras, de la provincia Samaná, fueron decomisadas 9, mientras que en operativos efectuados en Gurabo, Los Almácigos, La Canela, y Hato del Yaque, en la provincia Santiago, fueron decomisadas 5.

El Ministerio Público indicó que los operativos se efectúan en todo el país, para evitar que esos aparatos funcionen sin la licencia correspondiente y en lugares no autorizados, y a la vez, evitar que a los niños, niñas y adolescentes se les permita la entrada a los mismos.

“Las labores continuarán, estamos dando seguimiento a estos casos para que las máquinas tragamonedas no operen fuera de los establecimientos que están autorizados por las leyes del país y regulados por el Ministerio de Hacienda”, manifestó.

Al mismo tiempo, advirtió a los dueños y administradores de esos negocios que deben de abstenerse de incurrir en ese tipo de práctica ilegal y evitar que tengan que ser sometidos a la acción de la justicia.