MINERD dice promueve formación técnica de miles de jóvenes

Por El Nuevo Diario viernes 16 de junio, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO. -Con el apoyo del Ministerio de Educación (MINERD), el Centro Educativo Laboral María Concepción Bona,  gradúa cada año más de 10 mil alumnos que aprenden diferentes oficios, que impactan en la mejoría de sus condiciones de vida y de sus familiares.

En el centro educativo, dependiente de la entidad rectora de la educación preuniversitaria, jóvenes de ambos sexos; en su mayoría mujeres, reciben de manera gratuita formación en repostería, belleza, barbería, tapicería, masaje corporal, pintura, decoración de interiores y eventos, cocina, y costura.

Los resultados de los aprendizajes obtenidos por los participantes en los cursos de este centro educativo, son exhibidos al público al final de cada año escolar, en sus instalaciones ubicadas en la calle Doctor Tejada Florentino, casi esquina San Martín. En esta ocasión, la actividad  se denominó la Feria del Saber.

Tras finalizar la ceremonia de apertura, Neomi Esdel de León, directora del Centro de Educación Laboral Maria Concepción Bona, quien también es egresada y fue maestra de la institución, explicó que el MINERD asigna una subvención mensual al centro para garantizar que se le brinde una educación gratuita a los estudiantes.

“Aquí no se le cobra nada, solamente ellos vienen, se inscriben, sin costo y también el Ministerio de Educación les paga a los 32 maestros y a los 19 integrantes del personal administrativo y de apoyo”, indicó.

Destacó la maestra, que los cursos se imparten de lunes a viernes, en horarios de 8:00 de la mañana a 12:00 del mediodía y de 2:00 A 5:00 de la tarde. En tanto, los sábados funcionan de 8:00 de la mañana a 4:00 de la tarde.

Precisó que la dependencia del MINERD anualmente gradúa más de 10 mil estudiantes, en los diferentes cursos, algunos de los cuales son de un año escolar completo y otros de tres y seis meses, de estos últimos se invisten de 3 a 6 alumnos.

Los demás comprenden periodos de tres, y seis meses, de los cuales se gradúan cada tres meses de tres mil a seis mil alumnos.

En los cursos de un año escolar se inscriben entre 300 y 600 participantes, hombres y mujeres. Sobre los varones cuenta la directora que van al centro educativo para formarse en las áreas de cocina, porque aspiran a convertirse en chef, además de barbería, repostería y tapicería.

Sobre esta versión de la Feria del Saber, dijo que además de exhibir sus trabajos en la misma, paralelamente se graduaron unos seis mil estudiantes.

Impacto

A la directora del centro educativo le llena de satisfacción el hecho de que encuentra muchas personas que fueron a la escuela sin saber nada, a los cuales les habría dicho “entra si puede y sal si quiere”, y llegaron por uno de los cursos, ya han hecho varios y después no quieren salir de la institución.

Considera un gran logro el hecho de que la mayoría de los egresados o tienen su propia pequeña empresa o son empleados de algún establecimiento, lo que le garantiza en sustento de sus hijos y el progreso de sus familias.

Testimonios

Tony Mercedes Moya, tiene 32 años y es padre de un niño, y mensajero del centro. Cuando comenzó a trabajar en el centro, tomó la decisión de no quedarse solo con este trabajo, y se inscribió en el curso de barbería y hace un año montó su propio negocio en el sector La Ciénaga del Distrito Nacional, del cual dice le ha ido bien, y que le deja lo suficiente para mantener su familia, además de que tiene un empleado.

“Cuando yo llegué aquí, vi que todo el mundo ponía su propio negocio y yo también quise desarrollarme, y esta fue una oportunidad que tuve para montar el mío, así que inicié el curso de barbería, primeramente. Elaboro mis propios productos que utilizó en la barbería, por el curso de Químico de Limpieza que hice”, ponderó.

Agrega que los muebles que utiliza en su barbería también lo fabrico él, con lo aprendido en el curso de tapicería que hizo en el centro Concepción Bona y próximamente impartirá un curso de limpieza facial, depilación y masaje, que de igual manera aprendió en esta institución educativa. “Con la barbería económicamente me ha ido muy bien”, expresa Tony complacido.

Mientras, Daniela Soto, de 39 años, madre soltera, con tres hijas de 12, 17 y 20 años, explicó que le motivó ir al centro “lo mucho que enseñan”, y su interés de aprender repostería y a hacer biscocho. Ha hecho cinco cursos diferentes en la escuela laboral.

Hace un año tiene instalado en su hogar su propio negocio de repostería y preparación de eventos, en la calle dos del barrio Mejoramiento Social del Distrito Nacional y está buscando un local más grande. “Cuando me llaman a un evento yo puedo montarle el biscocho, en globo, flores, y en todo lo que la persona le pida.

“También me enseñaron a crear cosas de la nada, reciclaje, de un simple tronco convertirlo en una hermosura. Me enseñaron a volar mi imaginación. Los beneficios que he obtenido son muchos, he comprado un vehículo, se gana bien, y da para guardar y poner una gran empresa”, ponderó.

Exhortó a la juventud, y especialmente a las mujeres a que se superen sin importar si su esposo o compañero le dice que “ella no puede”, por entender que las mujeres “podemos si queremos y si encontramos ayuda”.

Acto de apertura

En el acto de apertura de la Feria del Saber el centro educativo entregó una placa de reconocimiento de la exdirectora del Distrito Educativo 15-02, Maria Dominga Comas, por su contribución al desarrollo del centro educativo, la cual fue recibida por Joselyn Jiménez, técnica de dicho distrito. Además, recibió una placa de reconocimiento Matilde Moreno Santana.

Además, se le entrego una placa a Eneselia Betancour, por su gran desempeño como estudiante de dibujo. También hablaron la maestra Carmen Paulino, quien pronunció palabras de motivación a los graduandos y la estudiante Daniela Soto.