Minelys Sánchez

Por Ramón Saba

Nació el 20 de noviembre de 1967 en Jamao al Norte, provincia Espaillat; pero reside en Estados Unidos de América desde el 2007. Su nombre completo es Minelys Sánchez Luperón.

Narradora, terapeuta y productora de televisión. Obtuvo el título de licenciada en Administración de Empresas Turísticas y Hoteleras por la Universidad Federico Henríquez y Carvajal (recinto Puerto Plata) y tomó clases particulares de escritura creativa en VHS Mönchengladbach, en Alemania y continuó estudios de psicología y completó una maestría en Salud Mental en Cambridge College,

Estados Unidos de América. Ha ocupado diversas posiciones en el sector hotelero, tales como mesera, servicios al cliente, relaciones públicas, área administrativa; tanto en la Republica Dominicana como en Alemania, donde vivió varios años; también trabajó en varios programas de la televisión local en Sosúa, llegando a tener su propio espacio semanal “En contacto con Minelys”. Ha laborado en el campo de la educación, como asistente de maestro y en actualmente se desempeña en el área de la salud mental como terapeuta familiar e individual.

En el haber bibliográfico de Minelys Sánchez se encuentran los títulos Al caer la tarde (novela), Amarilis mira En Azul (novela), Marilyn murió en Berlín (cuentos), Ángeles nómadas (novela) y No pronunciaré su nombre (cuentos). En calidad de inéditas tiene unas 3 novelas más.

Minelys Sánchez ha sido objeto de varios reconocimientos y premios importantes, tante como haber recibido el Premio de novela: Letras de Ultramar 2016 por Ángeles nómadas; esta misma novela fue finalista del concurso internacional de novelas “Contacto Latino 2015”; también recibió honores en la Feria internacional del libro de Lawrence 2021, E. U. A.

Forma parte de los grupos culturales “Jueves Literarios de Sosúa” compartiendo espacio con escritores de la talla de Omar Messón, Ramón Gil y Óscar Zazo Martín, entre otros; además del “Grupo de Lectura La guagua. Ha colaborado por cerca de diez años con “La semana de escritores hispanos” que organiza la universidad de Massachusetts, E. U. A.

La poeta y narradora Osiris Mosquea expresa que Minelys Sánchez nos lleva de la mano con inteligencia y hondura, a través de sujetos bien elaborados y profundamente humanos, nos muestra verdades que están ante nuestros ojos y que muchas veces dejamos pasar por alto. Ella trata su perfil con una prosa pulcra, descripciones minimalistas y un ritmo narrativo envolvente que hace que lector termine involucrado en la historia de Ángelo y sus amigos, cuyas vidas están unidas y marcadas por las pérdidas. Su novela Ángeles nómadas es toda una alegoría de la condición humana en una sociedad deteriorada y en descomposición.

El escritor Ramón Gil considera que los cuentos que componen el libro Marilyn murió en Berlín, de Minelys Sánchez, son abordados por ella desde una óptica eminentemente femenina, no así feminista, porque en ellos se aborda a la mujer desde su vulnerabilidad social y su desarraigo. Es la mujer de los segmentos más pobres de nuestra sociedad. Es la mujer golpeada, partida, triturada por la sociedad representada por el varón (en estos cuentos un macho) a quien se le hace poseedor de una mujer que es sólo una hembra en sus manos voraces. Mujer objetizada, cosificada, producto comercial, pieza de uso, simple mercancía.

El periodista y escritor Vianco Martínez estima que la novela Al caer la tarde de Minelys Sánchez está tejida con una prosa hecha de colores, más que de palabras, narra la vida de una familia de mujeres, todas heridas de soledades y lejanías, todas agobiadas de largas esperas; una familia de las montañas de Jamao al Norte que anda a caballo entre el recuerdo de sus antepasados y la vida surrealista del tiempo en que le tocó vivir. En el fondo, la historia es una llovizna: el hundimiento del Memphis en los días de la ocupación militar norteamericana de 1916, la lucha de los gavilleros, la gesta de un general, alter ego del general Gregorio Luperón, y aquel tiempo en que el barco de la esperanza hizo agua en el país: la Era de Trujillo.

Finalmente, el escritor Miguel Aníbal Perdomo manifiesta que, si tuviera que presentar a nivel alegórico, concreto, la novela Al caer la tarde de Minelys Sánchez, se le ocurre pensar en una colcha de retazos sin pretensiones de alfombra persa, y con esos simples materiales se va hilvanando un conjunto complejo. Se parte del ámbito cotidiano, como si el narrador nos hablara desde el fondo de una galería pueblerina, para lanzarse a reconstruir, nada más y nada menos, la sociedad dominicana del siglo XX.

El texto intenta ser plano y, al contrario, proyecta complicadas y ocultas ramificaciones, una visión panorámica. Le sorprende cuando nos toma de la mano y nos sumerge en la invasión norteamericana de comienzos del siglo pasado. La narradora le recuerda a otra sabia cuentera, a la Scherezada de Las mil y una noches, quien ocultaba en sus sagas un fin más trascendental: su propia supervivencia y la de otras mujeres. La pretendida inocencia narrativa de Al caer la tarde empieza a parecerle una estrategia, por medio de la cual la novela se convierte en una implacable destrucción de mitos y en su lugar, va construyendo una nueva escala de valores, sin estridencias, con sabia feminidad.

Concluyo esta entrega de TRAYECTORIAS LITERARIAS DOMINICANAS con un fragmento de unos cuentos de Minelys Sánchez:

 Marilyn murió en Berlín

… “Estaba cansada y confusa. Las nueve horas de viaje le había hecho perder el sentido del tiempo. Pero recobró la compostura al identificar la figura de Samuel, entre la gente que esperaba la llegada de algún familiar.

Abordó el metro y vio con curiosidad como iba cambiando el rostro de la ciudad a medidas que la máquina se sumergía en las entrañas de la tierra para luego resurgir sobre un paisaje citadino y turbio. Le resultó extraño que Samuel no usara el Mercedes Benz gris cuya fotografía, les mostraba a todos en el barrio la última vez que estuvo en el país, para dejar claro sus niveles de progresos y abundancia.

Por Ramón Saba

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar