Milton y Marius: la próxima jugada inteligente del danilismo

Por Matías Vizcaíno martes 5 de noviembre, 2019

Después de los altos decibeles de dimes y diretes entre Danilo y Leonel al punto de provocar una fisura importante en el cuerpo, el Partido de la Liberación Dominicana está compelida a su recomposición orgánica.   Olvidar prácticamente los parabienes de los 20 años de los gobiernos peledeístas al frente de la administración pública es casi imposible; sin embargo, por los motivos que provocaron la separación irreconciliable se ha trazado la línea de Pizarro.

El PLD sin otro camino que continuar el que eligió hace más de 46 años le llegó la hora de someterse a la cirugía que por años pospuso: extirpaciones, procedimientos de radioterapia y otros métodos quirúrgicos invasivos y profundos a los fines de salvar la parte viva de la parcela política.

En consecuencia en este momento no valdría para nada la pena emitir juicio de valor de los 17 años que presidió el Dr. Leonel Fernández,  si fueron buenos o malos.

En cambio este espacio es propicio y crucial para hacer las reparaciones indicadas, curar las heridas y perdonar.  Dicho con otras palabras, el reloj marca la hora en que el partido pase a una etapa de remozamiento, rejuvenecimiento, de inclusión, de equidad, perdón y participación de cada sector o segmentación representada en las nuevas posiciones dirigénciales.  Tanto así que el PLD a pesar de haber cometido una pifia de inteligencia emocional de no elegir ni siquiera una sola mujer en su primera prueba de recomposición, salió compactado; pero de todas maneras se espera que para la próxima prueba de escogencia esta vez para el Comité Central  y otras posiciones se vea todo el tablero.

En particular, […] mucho se dice en los corrillos de que la corriente danilista exige de los compañeros y compañeras que barajan sus nombres a ocupar posiciones internas relevantes  tengan el bagaje, la pericia y la personalidad validada por el emprendimiento social diseñado y ejecutado en años para establecer una cultura de paz y de bien común entre el colectivo o la base; y también, según los parámetros de evaluación de la alta dirección del partido consistente en:

1- desempeño, 2- mente creativa, 3- capacidad de resiliencia, 4- suficiente poder de convocatoria, 5- empatía, y sobre todo, 6- puntualidad.  (Estos factores han sido claves en la trayectoria de éxito en la estrategia de campo dentro y fuera de la organización).

Entonces siendo así es muy probable que el danilismo siga su curso inteligente de mover fichas adecuadas de llevar a la posición a nuevas voces que represente la juventud y el sector empresarial en el Comité Central.  No caben dudas de que los próximos turnos al bate serán agotados por los llamados en su momento por el propio Presidente de la República como el Novato del año  y el MVP –el bateador más valioso-: ¡Milton Reyes y Marius de León al Comité Central!

 

Anuncios

Comenta