Miles recuerdan a periodista asesinado junto a su novia por investigar corrupción

Por EFE viernes 21 de febrero, 2020

EL NUEVO DIARIO, ESLOVAQUIA.- Unas cincuenta localidades eslovacas se unieron hoy a la conmemoración del segundo aniversario del asesinato del periodista de investigación Jan Kuciak, que fue abatido a tiros en su casa cuando rastreaba los vínculos del crimen organizado con altas esferas del poder.

El asesinato de Kuciak y de su novia, Martina Kushinora, ambos de 27 años, desató la mayor ola de protestas ciudadanas desde la caída de la dictadura comunista en 1989, con decenas de miles de eslovacos exigiendo una investigación transparente e imparcial, después de que afloraran sospechas de connivencia entre las autoridades y los criminales.

Dos años después de la tragedia, en toda Eslovaquia, país de 5,5 millones de habitantes y miembro de la Unión Europea desde 2004, se celebraron hoy concentraciones pacíficas organizadas por la asociación “Por una Eslovaquia decente”, siendo la más numerosa la de la Plaza de la Libertad de la capital, Bratislava, donde se congregaron decenas de miles de personas, entre ellos, los padres de las víctimas y políticos opositores.

Varios actores, realizadores, miembros de organizaciones religiosas y estudiantes se alternaron en el podio, que tenía una puerta simbólica apoyada sobre dos pilares, y en cada uno de ellos una foto de las víctimas conmemoradas.

“Si los que encargaron el crimen pensaban que con ello disuadirían a los periodistas para descubrir los casos que afectan a nuestra sociedad, se equivocaron. Lo que no consiguió acabar Jan Kuciak, lo harán otros”, dijo la presidenta eslovaca, Zuzana Caputova, al depositar una ofrenda floral en el cementerio donde reposan los restos de los asesinados.

En enero pasado se abrió el juicio contra los cuatro sospechosos del crimen, uno de los cuales, Miroslav Marcek, confesó ser el autor material del delito. Su proceso tendrá lugar el próximo 17 de marzo, y al día siguiente se reanudará el juicio de los otros tres acusados.

Además del declarado autor material del crimen, en el banquillo se sientan otros tres sospechosos: el ex policía Tomás Szabó, primo de Marcek, acusado también del asesinato; Alena Zsuzsová, considerada intermediaria; y el empresario Marian Kocner, un controvertido hombre de negocios cuyos vínculos con el crimen organizado denunció Kuciak antes de ser asesinado y que se cree es quien encargó el crimen.

Eslovaquia celebra el próximo día 29 elecciones generales, una contienda cuyo resultado es difícil de predecir para los observadores políticos.

Anuncios