Miles de obreros se suman a las protestas en Minsk tras declararse en huelga

Por EFE viernes 14 de agosto, 2020

EL NUEVO DIARIO, MOSCÚ.- Miles de obreros de la Fábrica de Tractores de Minsk, una de las principales empresas de Bielorrusia, se declararon en huelga y marcharon este viernes por el centro de la capital bielorrusa demandando la renuncia del presidente, Alexandr Lukashenko.

Los obreros caminaron hacia la zona donde se encuentran los edificios gubernamentales y la comisión electoral central por la Avenida de la Independencia sin que la policía interviniera para frenar su avance.

Según medios locales, los obreros decidieron sumarse a las protestas antigubernamentales después de que el primer ministro, Román Golovchenko, que se había presentado en la planta, se negara a dialogar con ellos en presencia de la prensa.

Algunos operarios sí decidieron permanecer en el recinto para hablar con Golovchenko.

Los obreros de la empresa Belaruskalia también se han concentrado frente al edificio central de la empresa para protestar, pedir la liberación de los detenidos y la dimisión del presidente del país, y lo mismo ocurrió en la fábrica de automoción BelAZ y en la planta química de Grodno.

Acciones similares, que la prensa llama huelgas aunque los trabajadores no presentan reivindicaciones laborales o salariales, se están produciendo en las principales empresas, fábricas y plantas del sector de construcción, procesamiento, energético y químico de la antigua república soviética.

La prensa informa de que Minsk no era escenario de multitudinarias marchas de trabajadores desde la caída de la Unión Soviética en 1991.

Miles de personas se han concentrado ya en la plaza de la Independencia, la más importante de Minsk y donde se encuentra la sede del Gobierno bielorruso.

Ante la atenta mirada de la policía, los manifestantes demandan la renuncia de Lukashenko y la presidenta de la comisión electoral central, Lidia Yermóshina, que otorgó hoy al presidente oficialmente la victoria en los comicios del 9 de agosto con casi el 80 % de los votos.

Como las fuerzas del orden equipadas con escudos metálicos no han procedido a dispersar a los presentes, varias mujeres han repartido entre ellos flores al grito de “la policía con el pueblo”.

La líder de la oposición unificada bielorrusa, Svetlana Tijanóvskaya, rompió hoy varios días de silencio tras su exilio en Lituania para demandar la retirada de la policía de las calles, la liberación de los detenidos y pedirle a los bielorrusos que continúen las protestas pacíficas.

“Los partidarios del cambio somos mayoría”, proclamó.