Miles de escoceses reclaman un nuevo referéndum de independencia

Por EFE sábado 5 de mayo, 2018

EL NUEVO DIARIO, Edimburgo (Reino Unido).- Unas 35.000 personas de diferentes partes de Escocia, según informó la Policía, participaron hoy en una manifestación de carácter festivo por las calles de Glasgow para pedir la celebración de un segundo referéndum de independencia del Reino Unido.

La plataforma All Under One Banner, organizadora del evento, había anticipado que esperaba doblar la participación del año pasado, cuando logró reunir a 20.000 manifestantes, después de los 8.000 concentrados en 2016.

Desde primeras horas de la mañana, por las calles de la capital financiera de Escocia se podía ver gente cargando banderas escocesas (una cruz blanca sobre fondo azul) hasta los diferentes puntos del recorrido y hombres vestidos con las tradicionales faldas escocesas.

Bajo el lema “Independence now” (Independencia ahora) y en un ambiente festivo marcado por las gaitas y los tambores que abrieron la marcha, miles de manifestantes partieron desde de los jardines de Kelvingrove hasta el parque de Glasgow Green, donde según los organizadores, se llegaron a concentrar hasta 90.000 personas.

Entre la multitud se escucharon gritos de “Tories out” (“los conservadores fuera”) y “Freedom for Scotland” (Libertad para Escocia) que estuvieron acompañados de pancartas en que se leían lemas como “Still yes” (Sí, todavía), en alusión al eslogan de la última campaña del referéndum -2014- que animaba a apoyar la independencia.

Hubo también un gran número de banderas esteladas, que representan al movimiento independentista de Cataluña, y que se vendían en varios puestos a lo largo del recorrido.

En septiembre de 2014, Escocia celebró un referendo en el que el 55 % de los votantes se decantó por mantenerse en el Reino Unido, frente al 45 % que apoyó la separación.

“Defendemos la independencia en el lugar que sea, pensamos que es un derecho universal que tienen todos los pueblos. Los poderes tienen que entender que el mundo está cambiando y que la gente quiere poder tener la libertad de decidir”, dijo a Efe Manny Singh, perteneciente al movimiento All Under One Banner.

Destacó que el índice de participación en el evento de hoy dará una imagen clara sobre el apoyo que recibe la independencia.

“No podemos dejar que el movimiento muera, los movimientos como este no los lideran los políticos, sino la gente”, afirmó y destacó el ambiente “fantástico” del evento por conseguir reunir a “gente de todos los colores y creencias marchando como un solo grupo”.

Una encuesta realizada por la firma demoscópica YouGov a principios de año reveló que el 43 % de escoceses querría un país independiente, mientras el 57 % defiende seguir formando parte del Reino Unido.

Cerca de un millar de voluntarios, entre los que estuvieron David, Claire y Fiona, velaron por mantener a la multitud dentro del recorrido marcado.

“Nuestro cometido es que todo salga como está previsto y que todo el mundo disfrute de lo que es un día de celebración”, señalaron.

Ataviada con una camiseta con el lema “Yes” y varias banderas, Juliane llegó desde Fort William, una localidad de las tierras altas escocesas (norte de la región), para marchar con junto a su madre.

“Este es el segundo año que vengo y he convencido a mi madre para que también se una. Es el momento de que los escoceses podamos decidir de nuevo que es lo mejor para nosotros. Me gustaría pensar que si tenemos un nuevo referéndum, lo ganaremos”, señaló.

La victoria del “brexit” en el referendo de junio de 2016, en el que Escocia votó mayoritariamente (62 %) a favor de permanecer en la Unión Europea (UE) ha reabierto el debate sobre la posible celebración de una nueva consulta.

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, ha declarado que se pronunciará sobre si es el momento de un nuevo referéndum a finales de este año.

Tras el “brexit”, Sturgeon habló de convocarlo entre otoño de 2018 y la primavera de 2019, pero la debacle de la formación que lidera en las elecciones generales de junio de 2017 -en las que el Partido Nacionalista Escocés perdió 21 escaños en el Parlamento de Westminster respecto a los 56 que ganó en 2015-, dejó en suspenso estos planes.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar