Mijail Gorbachov: una figura trascendente en la historia universal

Por Víctor Manuel Peña jueves 1 de septiembre, 2022

Acaba de descender a la tumba, como todo mortal, Mijail Gorbachov, quien, sin embargo, pasa al parnaso de los que no mueren en la historia, en la historia universal.

Y esta vez ha pasado a la tumba o al parnaso de los que no mueren en la historia universal.

Con lo que hizo puso fin a dos hechos al mismo tiempo: a la Guerra Fría y a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, la famosa URSS.

La Guerra Fría se extendió desde la culminación de la Segunda Guerra Mundial hasta su culminación en los años 91-92.  Precisamente la Guerra Fría se la disputaron Estados Unidos y la URSS.

Estados Unidos y la URSS eran las dos superpotencias que se enfrentaban en el mundo por el dominio o hegemonía y se disputaban naturalmente el control de la geopolítica mundial.

La guerra nuclear y la guerra espacial fueron el centro de la geopolítica mundial desde 1945 hasta 1991-92.

Es en el contexto de la Guerra Fría y de la globalización que se desarrolla la famosa revolución de la información y del conocimiento que dio paso a la Internet.

Aunque la internet nació propiamente en el seno de la Segunda Guerra Mundial.

Pero esa revolución de la información y el conocimiento implicó una revolución de la ciencia y de la tecnología de punta.

Con el desarrollo de la ciencia y de la tecnología de punta se ha desarrollado también la cibertecnología, es decir, la tecnología digital.

Estados Unidos y las potencias occidentales de Europa aprovecharon esta Guerra Fría y el desarrollo de la ciencia, de la tecnología de punta y de la tecnología digital para desarrollarse más en estos campos que la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

La URSS descuidó el desarrolló de la ciencia y de las tecnologías y se concentró en la guerra por el control del espacio.

Cuando llegó la guerra de la competitividad en el campo del comercio internacional, la URSS estaba desfasada o no estaba preparada para competir en este campo.

La dirección política de la URSS lo ideologizó todo. Este proceso de ideologización se dio antes de la llegada de Gorbachov al poder.

No usaron el marxismo como ciencia social sino como ideología.

No eran tiempos para la ideologización, sino para concentrarse en desarrollarse en los campos de la ciencia, de la tecnología de punta, la innovación y la cibertecnología (la tecnología digital).

Hay que decirlo y precisar las reformas llevadas a cabo por Gorbachov no le permitieron a la URSS actualizarse y ponerse a la altura de las potencias de Occidente: Estados Unidos y Europa occidental

La URSS se desconcentró y perdió tiempo, capacidades y recursos enormes por concentrarse en la guerra espacial.

La nueva etapa de cambios que vivía el mundo estaba muy lejos de la guerra espacial.

Y Gorbachov no muere, pasa a la otra vida como un gigante de la historia, como el autor de la Perestroika y del Glasnot.

La Perestroika fue un conjunto de reformas económicas y políticas que el autor de las mismas aplicó casi de manera simultánea y concomitante.

Gorbachov con la Perestroika quiso introducir niveles de racionalización en el socialismo a nivel económico y a nivel político y hasta llegó a desmontar el aparato de subvenciones y subsidios que tenía Rusia a favor de otros Estados extracontinentales como Cuba.

Y logró avanzar en el desarme de las grandes potencias, destruyendo arsenales de armas nucleares en diferentes Estados.

Pero aún con esas reformas necesarias Gorbachov no logró penetrar en el corazón de la modernidad del siglo XX.

La URSS desapareció con el fin de la Guerra Fría y Rusia involucionó social y políticamente hablando.

Aunque Rusia pasó al mundo capitalista siguió siendo una de las grandes potencias.

Y se restableció la democracia política durante un corto período porque Wladimir Putin se ha eternizado en el poder hasta 1940.

El legado de Mijail Gobachov es que los rusos están llamados por la historia a recomponer la situación por la que atraviesa su país.

Autor: Dr. Víctor Manuel Peña

Comenta