Miguel Andújar no piensa en el premio Novato del Año

Por Javier Flores lunes 29 de octubre, 2018

Quiere jugar con Toros, pero debe esperar permiso de Yankees

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Luego de disfrutar una excelente primera campaña completa en Grandes Ligas como el tercera base de los Yankees de Nueva York, Miguel Andújar no tiene altas expectativas en ganar el premio Novato del Año de la Liga Americana, porque es algo que no está bajo su control.

“Eso escapa de mis manos, yo puse buenos números, pero ahí está Shohei Othani, el mismo Gleyber Torres y otros buenos novatos que estuvieron ahí e hicieron tremendo trabajo, que pase lo que tenga pasar y todo queda en manos de Dios”, expresó el sancristobalense de 23 años de edad, en el programa La Semana Deportiva.

Andújar viene de batear para .297 con 27 cuadrangulares y 92 remolcadas en 149 juegos, la mayoría en la antesala de los mulos del Bronx, convirtiéndose en el principal candidato a la distinción que premia al mejor novato del joven circuito, a pesar de las buenas campañas de su compañero Gleyber, y del fenómeno japonés, Otani.

El dominicano aclaró que no habla con Gleyber  sobre el tema y que hasta ahora ninguno de los dos está pensando en el premio.

El número 41 de los Yankees se define a sí mismo como un bateador agresivo que va al home plate a hacer buenos swings.

Andújar también apunta a que sabe que debe de trabajar más en su defensiva en la esquina caliente, ya que se sintió mal cuando era sustituido por el cubano Adeiny Hechavarría en el último tercio de los partidos de final de temporada y de los playoffs.

“Me sentí mal porque todo el mundo quiere competir, pero eso se escapa de mí. En el invierno voy a trabajar fuerte para mejorar esa parte de mi juego”, comentó.

Quiere jugar con los Toros

El jugador, que recientemente pasó a los Toros del Este en un cambio proveniente desde los Gigantes del Cibao en la Liga Dominicana de Béisbol, expresó que desea jugar con el equipo, pero que primero debe gestionar el permiso de los Yankees.

“Me gustaría jugar, conocer la gerencia y vivir otra vez la experiencia que viví el año pasado con los Gigantes. Voy a tratar de conseguir el permiso y ver si puedo participar en el torneo”, explicó.

Relación con su familia

Andújar vivió con sus padres y con sus dos hermanos, a los cuales les agradece el apoyo en toda su carrera.

“Ellos me preguntan cuándo estoy en un slump, siempre están al pendiente de mí y siempre me apoyaron en mi desarrollo como jugador”, expresó el jugador que con su bono de firma de US$ 600,000, lo único que hizo fue comprar una casa y un carro para su familia.

El sancritobalense dejó los estudios cuando se prestaba a iniciar el cuarto de bachillerato y agregó que aún está en contacto con algunos de sus amigos de infancia.

POR JAVIER FLORES

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar