Mientras otros buscan apoyo, Neney es realidad

Por Jesús M. Guerrero martes 24 de enero, 2017

Durante el día 23 de enero del corriente año, a 72 horas de culminar la feroz competencia para alzarse con la Liga Municipal; el PRD oficializó la candidatura de José Leonel “Neney” Cabrera. Un panorama diferente al del partido gobierno y principal aliado del PRD.

Al principio de esta lucha por obtener uno de los pilares de la administración municipal en nuestra media isla. En el PLD solo Ignacio Ditren había manifestado sus aspiraciones para Secretario General; en la consulta realizada con los Alcaldes del partido morado no hubo decisión y surgió otro aspirante, nada más y nada menos que el Alcalde de Hondo Valle, Nildo Cesar de los Santos.

En la acera del frente podemos visualizar el esfuerzo del actual SG de la LM, el Ing. Jhonny Jones que recibió el “apoyo” del directorio presidencial del PRSC. Aunque no sabemos, si del reformismo que encabeza Quique Antún o si de los que están en el gobierno o de los que han montado tienda aparte con Ito Bisono, lo cual es un respiro efímero para las pretensiones de Jhonny Jones.

La realidad debe ser dicha, Neney Cabrera ha estado a la altura de las circunstancias y no se ha prestado a los dimes y diretes, no ha sido obstáculo para su partido ni han surgido controversias para inscribirlo; prueba fehaciente que es quien garantiza más vestigios de institucionalidad de poder escalar los resortes municipales sin traumas innecesarios.

La ley 176-07 sobre la reforma municipal es muy clara al establecer que el Secretario General será decidido por la mayoría de los Alcaldes; según lo planteado por Neney Cabrera es que la mayoría de los cabildos son del PRD ganados en la alianza con el PLD. Alegato que no ha podido ser refutado por nadie hasta ahora.

Ha manifestado la necesidad de modernizar tan importante organismo, la crítica permanente que es propinada sobre la LM, es que no tiene función alguna y por tanto, convendría suprimirla. Sin embargo, las propuestas de Neney Cabrera son los medios necesarios para modernizarla y hacerla una institución funcional.

Cabe resaltar que es el único de los aspirantes que ha presentado propuestas coherentes y viables. Los demás han sido abanderados de las declaraciones tremendistas y sin sustancia.

Jhonny Jones se destapó con una pobre declaración asegurando que la institución que encabeza actualmente no tiene razón de ser y culminó su tiempo; aunque continua aspirando para seguir al frente de la misma.

En mis otros artículos donde me he referido a la gresca que han encabezado Ditren y Jones, he plasmado que quien se vislumbra como garante de la institucionalidad es Neney Cabrera y por demás, quien más ha respetado a la ciudadanía al no prestarse a la guerra pírrica que encabezan sus dos adversarios.

Tal actitud debe ser aplaudida desde cada parcela política, porque con propuestas es la única forma de volver a las ideas que daban vida a la política de servicio, principal mecanismo para obtener cambios sociales en beneficio de la sociedad.

 

Comenta