Michael Jackson era calvo y tenía labios tatuados de color rosa, según revela autopsia

Por El Nuevo Diario viernes 21 de febrero, 2020

EL NUEVO DIARIO, REDACCIÓN DIGITAL.- La autopsia realizada al cadáver del rey del pop, Michael Jackson, luego de morir por una sobredosis de propofol mal administrada, en el 2009, ha salido a la luz y ha revelado que este era calvo y que tenía labios tatuados de color rosa.

Según el informe del exámen forense, Jackson que falleció a los 50 años de edad era calvo y tenía una peluca pegada a su cráneo con un pelo que le llegaba hasta los hombros, al tiempo de tener tatuado el cuero cabelludo para que no haya diferencia con el pelo.

Se presume que Michael perdió su pelo a consecuencia de una quemadura de segundo grado en su cabeza, mientras filmaba un comercial publicitario para Pepsi en 1984.

Michael Jackson falleció en el año de 2009 luego de recibir una sobredosis de propofol la cual fue suministrada en su casa por su doctor personal Conrad Murray, quien fue condenado por homicidio involuntario.

Igualmente los especialistas forenses describieron que padecía de una desnutrición severa, ya que ingería pequeñas porciones de comida para mantenerse delgado o por problemas de anorexia.

En sus caderas, hombros, muslos y brazos, se encontraron infinidad de punciones producto de las inyecciones que recibía por parte de su doctor personal Conrad Murray, quien le suministraba las dosis de propofol para los dolores.

En el proceso post mortem se evidenció también tenía múltiples heridas en sus rodillas, cortes relevantes en su espalda, cicatrices detrás de la oreja, nariz, base del cuello, muñeca y sus dos brazos.

Los forenses constataron que los labios de Jackson estaban tatuados de un leve color rosa, inyectado con tinta, además de cejas pintadas de color negro.

 

 

 

 

 

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar