Mi reto a la ciencia y a la tecnología

Por José Pérez Méndez miércoles 15 de abril, 2020

Son muchas las voces que se han levantado en el mundo para denunciar que no estábamos preparados para enfrentar exitosamente una pandemia como la que nos arropa en estos momentos. El Covid-19 hizo su aparición en la China de Mao en el mes de diciembre y en apenas un par de meses se ha extendido por el mundo desarrollado y no desarrollado, sin que nadie lo haya podido detener.

Los más castigados hasta ahora han sido China, Italia, España, Francia y Estados Unidos. Tres de ellos son miembros del famoso Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, donde se toman las decisiones más importantes del mundo institucionalizado, y todos ellos miembros del famoso G-20, el poder fáctico más grande que haya conocido la humanidad.

La comunidad científica sabe cómo funcionan los virus. Las vacunas son su única medicina. Lo demás son sólo paliativos. El Covid19 no es la excepción, pero al ser un virus nuevo no tiene vacuna ni tampoco tiene medicamentos paliativos específicos para él.

Los más grandes y modernos hospitales del mundo desarrollado han sido transformados en depósitos de seres moribundos que hacen turno para morirse, sin que la Super Tecnología pueda impedirlo. ¿Cabe preguntarse, y para qué sirve tanta tecnología? ¿Y para qué sirve todo el poderío militar, atómico y nuclear acumulado? Hasta este momento para nada.

El gran poderío y arsenal militar acumulado amenaza con destruir a la humanidad, pero no le provoca el más mínimo miedo a este temeroso virus.

Existen muchos tipos de químicos para tratar el cáncer, existen antibióticos para matar bacterias, hay antimisiles para detener a otros misiles, hay fungicidas para matar hongos, pero no hay nada para matar los virus. Esto último me parece sencillamente increíble e inaceptable.

Si un país es capaz de invertir miles de millones de dólares para fabricar misiles nucleares para protegerse de otros países, ¿cómo es que no pueden aislar, multiplicar y acumular algún tipo de sustancias sintéticas o naturales que en un momento como este puedan ser usados para atacar a un virus mientras se desarrolla una vacuna?

La ciencia y la tecnología no pueden ser tan poderosas para algunas cosas, y tan ineptas para algo tan importante como es atacar a un jodido virus que entra a las células humanas y las destruye rápida y totalmente.

Difícilmente una bacteria puede hacer tanto como ha hecho este virus sin que sea detenida en pocos días por algún antibiótico o sustancia química. ¿Si los virus tienen la particularidad de mutar y producir nuevas patologías que pueden matar a miles y hasta a millones, ¿por qué no se le ha puesto la atención que ellos requieren?

Si la ciencia médica desconoce de la existencia de sustancias naturales o sintéticas que puedan atacar un virus de DNA o RNA antes de que se produzca una vacuna específica para él, entonces tendrá que revisarse porque no han hecho su tarea en ese sentido.

Estoy seguro de que, si se gastara menos en armamentos, y se dedicaran más recursos económicos a la biotecnología, otro gallo cantaría. Se sabe de sustancias naturales que son capaces de matar o detener a los virus sin hacer grandes daños a la vida humana. Si esas sustancias hubieran sido aisladas y multiplicadas en cantidades suficientes para responder un ataque sorpresa de un virus letal como lo es el covid-19, los médicos no tuvieran que estar inventando con venenos que en vez de sanar o salvar lo que han hecho es matar a muchos seres humanos en las áreas de Cuidados Intensivos de muchos centros de salud del mundo.

Ojalá que esta pandemia viral nos sirva para empezar a hacer esfuerzos en áreas tan importantes como lo es la virología y las formas alternativas de destruir  y detener a estos patógenos que nos pueden seguir atacando de tiempo en tiempo con grandes saldos de vidas humanas.

Claro que se puede.!

 

Por José Pérez Méndez

Anuncios

Comenta