Mi palestra: De temas varios!

Por Germán Martínez Lunes 5 de Junio, 2017

ARTÍCULOS ANTERIORES

Germán Martínez

Mi palestra

Germán Martínez El panorama político nacional!

En ésta media Isla, de nuestros amores y dolores, no solamente casi todos nos conocemos, sino que estamos directa o indirectamente ligados por alguna familiaridad o amistad.
El país todo, los de arriba y los de abajo, que son la mayoría y los perjudicados principales, aspira desde tiempos inmemoriales a una sociedad más justa, pero igualmente libre de corrupción y de corruptos, y de impunidad paseándose por la calle con rostro y nombre, algunos vivos, y otros muertos, pero igualmente responsables en la tiranía y en la democracia de crímenes y abusos.
Pero pasa, por ejemplo que no se sabe, ni se dice, ni se quiere decir, de donde salen los millones para marchar contra la corrupción y contra la impunidad, pero tampoco quieren decirle al país las razones para que corruptos anden marchando señalando a sus supuestos o reales iguales.
Otros olvidan adrede que el chantaje es un delito, y quieren sindicar y acusar a otros partiendo de que el país, que no lee, pero si oye y repite, está secuestrado por las”bocinas” buenas de aquel lado, mientras se acusa a otros de ser lo que ellos son.
Resulta que el periodismo no es profesión, a pesar de los años de ejercicio, para hacerse ricos, y menos millonarios, a menos que los corruptos ayuden, o que un pariente alcance la Presidencia de la República, y entre exoneraciones, e impuestos único y la peor de la corrupción en un desgobierno te beneficie.
Así las cosas los presos son culpables todos, y  no están todos los que son, ni son los que están, pareciera que nos ha dado amnesia, que Danilo Medina está sólo librando ésta batalla, y el país habrá que cerrarlo o entregárselo a los marchantes que son todos limpios de culpa en el reparto naciónal que comenzó la noche del 30 de mayo de 1961 hasta el día de hoy.
Y ya al final, porque no se puede escribir muy largo, así como quien no quiere las cosas recordemos que los apolíticos del 1961, los a partidistas, los patriotas, nos regalaron el Golpe de estado de Septiembre de 1963 y la Guerra civil de abril de 1965, y la afrenta dolorosa de otra intervención Yanqui, y nadie ha tenido el valor de pedirle perdón al pueblo Dominicano.