Mi observatorio: El PRM tendrá convención democrática renovadora

Por Luis D. Santamaria

El Partido Revolucionario Moderno (PRM) tendrá una convención democrática renovadora de sus cuadros dirigentes pese a los augurios negativos provenientes de sectores opositores que apuestan al cao y la división de la organización política.

Los hombres y mujeres del PRM saben muy bien que en el proceso convencional debe primar la democracia partidaria donde se respeten los derechos de todos los miembros de la organización política a poder  aspirar  a una posición dirigente.

Necesariamente en el  proceso de reorganización del PRM debe primar sobre todo la democracia donde todo miembro de ese partido tenga igualdad de derecho de aspirar libremente a una  posición dirigente como lo establecen los estatutos.

El PRM tendrá  definitivamente su convención renovadora sin trauma, ya que un partido  construido en base a la ideología del Socialismo Democrático no puede implementar un método no participativo en donde sus bases puedan elegir  a quienes les representen.

La mayoría de los  dirigentes y líderes altos y medios de la organización política aspiran a los diferentes puestos dirigenciales, muchos de los cuales gozan de amplia simpatía en las bases quienes se han comprometido a respetar las decisiones que emanen de la convención.

El PRM no puede darse el lujo de fracasar  en su intento de organizar y ejecutar una convención democrática donde todos sus miembros tengan igualdad de derecho de elegir y ser elegido libremente como lo establecen sus estatutos.

Objeción a convención de delegados

Tras el anuncio de la dirección ejecutiva del Partido Revolucionario Moderno (PRM) de que escogerán las nuevas autoridades de la organización a través de la modalidad de convención de delegados en  todos los niveles, las reacciones adversas no se han hecho  esperar.

Las objeciones a esta modalidad han sido  formuladas  por los aspirantes a posiciones internas, Ramón Alburquerque y Guido Gómez Mazara, quienes entienden la misma coarta la libertad que tiene la militancia del partido de elegir libremente.

La dirección ejecutiva del PRM, acordó utilizar la modalidad de convención de delegados para escoger las autoridades del partido. La propuesta será sometida al Comité Ejecutivo Nacional para su ratificación el próximo viernes 18 de este mes de marzo.

Corresponderá al Comité Ejecutivo Nacional ratificar o rechazar la propuesta que se  adoptó en virtud al artículo 153 del Estatuto Orgánico del partido sobre la forma de elección de los cargos directivos.

Alburquerque a través de su cuenta de Twitter  ha ratificado que “Sería un descaro que la dirección del PRM que llegó por voto popular, ahora intente quedarse usando el manido recurso antidemocrático de la asamblea de delegados (o funcionarios asalariados), matando el voto directo, secreto y universal por miedo al castigo de las bases”.

Manifestó que el 18 de marzo, “la cúpula impopular del PRM intenta materializar el golpe de estado a la democracia interna del PRM, huyendo por no presentarse ante la defraudada dirección media y militancia, para no ser barrida en casi su totalidad. Se quedaran con las siglas”.

A su juicio, si la actual dirección del PRM mutila el derecho al voto directo, secreto y universal, aprobando la asamblea de delegados para blindarse y seguir, muestra la inferioridad de sus integrantes, falta de conciencia democrática y dejarían al partido solo con las siglas, pero sin masas.

Mientras Gómez Mazara anunció que este jueves fijará su posición respecto a la decisión del PRM de organizar lo que calificó una “convención de empleados”. Hizo la convocatoria para las 10 de la mañana a través de su cuenta de Twitter.

Los aspirantes

A la presidencia del PRM estarían aspirando: Eddy Olivares, Guido Gómez Mazara, Ramón Alburquerque, así como buscaría repetir en el cargo el actual presidente del partido José Ignacio Paliza.

Otros aspirantes son Joaquín Fernández, aspirante a la secretaría general de la Juventud Revolucionaria Moderna (JRM) y Milton Olivo, a la secretaría general.

Para ocupar los cargos de Presidente, Vicepresidente, Secretario General y Subsecretario General Nacional del Partido, es indispensable tener una militancia mínima, ininterrumpida, de cinco (5) años, según establece el artículo 151 de los estatutos. Para ocupar los referidos cargos en los demás niveles se requiere tener una militancia mínima, ininterrumpida, de tres (3) años.

De acuerdo al artículo 166: “El Presidente y el Secretario General del Partido no podrán aspirar, aunque renuncien previamente, a la Presidencia y Vicepresidencia de la Republica antes del término del mandato para el cual hayan sido elegidos o designados”.

La reforma estatutaria fue aprobada a unanimidad por la Dirección Ejecutiva durante una reunión celebrada en pasado 8 de diciembre.

  POR LUIS D. SANTAMARIA

  El autor es periodista. Reside en Monte Plata.

 

 

 

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar