Mi  hija se siente gorda, no le gusta cómo es su cuerpo, me preocupa porque está perdiendo peso muy rápido

Por Ivonne Guzmán

Pregunta del ciberlector: Hola, soy madre de dos adolescentes una de 14 años y otra de 16 años. Me separé del padre de mis hijas hace más de 9 años, sufrí mucho a su lado y preferí separarme para no afectarlas más. Crie a mis hijas sin su ayuda y han sido buenas chicas, me preocupa  Laura (nombre ficticio de la mayor), porque desde hace unos meses ha bajado mucho de peso y expresa que no se siente a gusto con su cuerpo. La he escuchado vomitar en el baño, soy su madre y prácticamente no sé qué come, siempre evade y cuando le insisto comer, se retira a su habitación.

Mi hija no era gordita, pero tenía buena talla, ahora estoy preocupada porque no quiero que tenga una enfermedad con los alimentos.  Como estoy trabajando desde casa es que veo lo que sucede y su pérdida de peso. ¿Qué me recomienda  hacer?

Respuesta cirberterapeuta: entiendo su preocupación  y más por la etapa del desarrollo en que se encuentra su hija. Por los datos que da parecería que estamos frente a una conducta relacionada con  la alimentación.  Hasta cierto punto es normal desear perder peso y más en esta etapa del desarrollo, pero cuando se pierde de forma significativa se puede convertir en un trastorno. Sería bueno identificar si la conducta de su hija está asociada a situaciones vividas en su pasado o en el presente; si tiene niveles de ansiedad no regulada fruto de esto y  pudiera  reflejarse en la percepción que tiene de su cuerpo.  Iniciar un proceso terapéutico temprano puede ayudar a identificar los factores de riesgo de la misma y así descartar otras problemáticas.

Debe considerar que si está vomitando lo que come y ha expresado su rechazo por  su peso, se necesita hacer una valoración de otras variables para poder confirmar la presencia de un trastorno.  Visitar un profesional  en nutrición y psicología para que puedan indagar sobre el comportamiento, las emociones, los pensamientos y la identificación de las alteraciones físicas. Mientras más temprano se logra intervenir  será mejor pronóstico para su hija, ayudarla a realizar un plan personal para superar cualquier barrera.

Por Ivonne Guzmán, MA

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar