¡Mi aplauso para los organizadores la feria internacional del libro, al fin lo logramos!

Por Roxana Marte jueves 2 de mayo, 2019

La feria del libro, este año, me ha causado una tremenda impresión, ciertamente en años anteriores, existían muchas quejas sobre la organización y la logística de los stands, precios de los libros y actividades culturales. Pero este año debe decir que los organizadores se la han comido.  Es una sensación de orgullo ver como la fiesta cultural más importante del país, cada vez se torna más profesional y más profunda en su intención. Recuerdo a los 14 años, cuando aún estaba en el colegio hace 22 años, reunir a mis amigos y hacer esos grupos numerosos de estudiantes que íbamos a la feria, con poco dinero y muchas ganas. Con los años, nunca he faltado a esta propuesta, donde también debo reconocer que he visto el avance de la feria y al lugar que llega hoy, aunque queden cosas que mejorar.

Debo poner en primera línea, el esfuerzo por traer grandes exponentes de la literatura puertoriqueña a suelo dominicano, desde la diosa de la literatura  boricua, Mayra Santos Febres, Teresa Dávila, tremenda novelista de la isla, Carlos Roberto Gómez, editor y poeta dominico-boricua, Mercedes López-Baralat  y otros representantes más. Hago mención de estos, porque son sobre los que he conseguido más información.

Sobre todo, me asombra, la elección del lugar de la ciudad colonial, tan acertada para este evento. A pesar de sus detractores, la ciudad colonial, como muchos sabemos, tienen una aura encantadora que enamora a los ciudadanos que solo van a disfrutarla. Esta zona se engalana para recibir a tantos y tantos dominicanos, que están ávidos de saber sobre esto que llamamos literatura.  El domingo pasado mientras ofrecía una charla en la Sala Camila Henríquez Ureña a través del proyecto CUENTARD y acompañada del profesor Rafael Rodríguez Pérez, vimos como el evento se abría a diferentes representantes locales del arte y la literatura dominicana. Nosotros con un proyecto que recién inicia, nos sentimos orgullosos de ser parte de tan alta invitación con tantos escritores, editores, ensayistas, activistas literarios y otros entusiastas del libro.

Volviendo sobre el evento, debo reconocer que la delegación de Puerto Rico es un orgullo y una satisfacción para nosotros solo haberlos convocado, en especial atención en los eventos que se han dado cita en El Museo de Las Casas Reales, donde se han hecho charlas magistrales, que nos ponen a pensar en serio sobre la problemática de libro y la literatura en RD.

Personalmente creo que la gestión de libro debe darse más allá de la feria, debe existir una gestión concomitante para crear y formar escritores que comiencen a contar las historias que deben contar. Tratar los temas sociales y personales que vive la población dominicana y volverlos arte. Creo que es la consecuencia que debe surgir de las entrañas de este evento, que para el que no lo sepa, está posicionado en todo Latinoamérica.

Hago especial atención, entonces sobre la literatura local, sobre los exponentes locales que hoy nos representan en el plano internacional, menciono en especial el trabajo que conozco del dominicano Rey Andújar, el cual tendré el placer de conocer durante el evento, quien ha venido como invitado especial de la feria junto con otros exponentes más. Rey es un joven que hace 14 años y un poco más decidió tomarse la literatura muy en serio y hacer carrera de escritor, con éxito ha establecido en Chicago y hasta la fecha lleva 9 libros publicados. Pues el viene hablar sobre los temas que nos interesan, la magia de la literatura caribeña, con todo lo bueno y lo malo que eso incluye.

Porque aquí el asunto es exaltar lo dominicano lo más alto nivel, como siempre digo valorando lo local pero pensando en lo global.

No quiero dejar de mencionar el trabajo de Rosa Silverio fuera y dentro de RD y Rei Berroa y Eugenio García Cuevas, a los cuales tendré la oportunidad también de conocer.

Finalmente debo decir que la feria vino con todo, a pesar de sus críticas, valoro y emulo la gestión de este año. Pues todos buscamos que se siga trabajando como las hormigas sobre la literatura local, y más allá sobre la literatura caribeña que es la que nos toca.

 

Un abrazo,

Por Roxanna

 

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar