México acumula 80.000 solicitudes de refugio y aumentarán tras pandemia

Por EFE jueves 23 de julio, 2020

EL NUEVO DIARIO, MÉXICO.- Las solicitudes de refugio en México actualmente son de alrededor de 80.000, pero esta cifra aumentará conforme la pandemia de la COVID-19 vaya disminuyendo en el país, estimó este jueves el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas.

En la conmemoración de los 40 años de operación de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), Encinas repasó algunas cifras y señaló que al cierre de 2019 se rebasaron las 70.600 personas solicitantes de refugio en México.

“La cifra siguió creciendo, particularmente en el primer trimestre de este año y tuvimos un crecimiento del 34 % con respecto al trimestre anterior, con lo cual tenemos más de 80.000 solicitantes de refugio en estos momentos, ante la emergencia sanitaria”, apuntó Encinas.

El funcionario consideró que “se ha detenido este nivel de crecimiento”, pero la estimación que tienen “es que en la medida que la pandemia vaya cediendo el número de personas en búsqueda de protección internacional en México habrá de dispararse de manera significativa, para lo cual la Comar se está preparando”.

Encinas recordó que la oleada de refugiados en México inició en 2013, cuando se empezó a registrar “un crecimiento sostenido en el número de las solicitantes de asilo, en donde en un muy corto periodo el incremento de solicitudes ha tenido un crecimiento de carácter geométrico”.

Recordó que en 2013 la Comar acumuló 1.296 personas registradas como solicitantes de refugio, una cifra que llegó a 29.600 personas en el 2018 y a 70.600 un año después.

En su oportunidad, la titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, destacó que “México siempre se ha destacado en el mundo como un país solidario que recibe con los brazos abiertos a los refugiados provenientes de otros países, gracias a la política de asilo político y humanitario”.

Además de que mantiene “la tradición de ofrecer asilo a quien lo requiere, constituye una de las acciones más nobles que nuestro país ha consolidado tanto en su política exterior como en la política interior”.

Tanto Sánchez Cordero como Encinas destacaron que esa tradición inició hace 80 años cuando bajo la voluntad política del Gobierno del presidente Lázaro Cárdenas se dio cobijo a los exiliados republicanos españoles.

Además de que, años más adelante, se abrieron las puertas del país para dar asilo y refugio a decenas de miles de personas que fueron perseguidas por las dictaduras en el centro y sur de América.

Ambos funcionarios agradecieron el apoyo y la cooperación de la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) que ha brindado a México “no solo con la asesoría, sino con recursos importantes para enfrentar este crecimiento acelerado que hemos tenidos en el número de solicitantes de refugio”.

Apple Store Google Play
Continuar