Merkel critica a Erdogan por llamar a turco-alemanes a no votar en Alemania

Por EFE domingo 20 de agosto, 2017

EL NUEVO DIARIO, Berlín.- La canciller alemana, Angela Merkel, criticó este domingo al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, por llamar a los alemanes de origen turco a no votar a ninguno de los partidos en la actual coalición de gobierno en Alemania en las elecciones generales del próximo 24 de septiembre.

“Es totalmente inadmisible que el presidente pida a ciudadanos alemanes, aún cuando sean de origen turco, no ir a las elecciones. Invito a todos a dar su voto aquí en un país libre”, declaró en un programa de la cadena RTL en la que la canciller se sometió a las preguntas de los ciudadanos.

Erdogan había llamado el viernes pasado a los alemanes de origen turco a no votar ni a la CDU de Merkel, ni a los socialdemócratas del SPD -actuales socios de coalición- ni a los verdes, para “dar una lección necesaria los partidos que están contra Turquía”.

Respecto a la posible imposición de sanciones a Turquía, la canciller señalo que Alemania siempre puede “reservarse el derecho” a este paso, al tiempo que agregó que ya ahora Berlín ha reaccionado “con mucha dureza”.

Por otra parte, Merkel se mostró satisfecha por la puesta en libertad hoy del escritor turco-alemán Dogan Akhanli, detenido ayer en la ciudad española de Granada por una orden de arresto de Interpol, al ser reclamado por las autoridades turcas, y criticó duramente a Ankara.

“Me alegra mucho que España por lo pronto le haya vuelto a poner en libertad. Esto no puede ser, no podemos hacer un mal uso de organizaciones internacionales como por ejemplo Interpol para algo así”, declaró.

Agregó que el de Akhanli es “lamentablemente uno de muchos casos”.

Actualmente nueve alemanes -cuatro de ellos también con nacionalidad turca- se encuentran encarcelados en Turquía acusados de propaganda terrorista o de estar vinculados de algún modo con el fallido golpe de Estado de hace un año en el país, entre ellos el corresponsal del diario alemán “Die Welt”, Deniz Yücel, detenido en febrero en Estambul.

Akhanli, de 60 años, que nació en el noreste de Turquía y creció en Estambul, huyó del país en 1991 y vive desde entonces en la ciudad alemana de Colonia.

El autor defiende recuperar la memoria de los armenios masacrados hace más de un siglo por el imperio Otomano, uno de los temas centrales de su obra.

El Parlamento alemán reconoció el año pasado esas masacres como genocidio, lo que fue recibido por Ankara como una afrenta.

El autor, que es miembro de la asociación internacional de escritores PEN, ya pasó varios meses en prisión preventiva en Turquía.

Cuando en 2010 viajó a Turquía para visitar a su padre enfermo, fue detenido bajo la acusación de haber cometido un robo con homicidio, pero, según su abogado, cuando acontecieron los hechos, su cliente ni siquiera se encontraba en el país.

Akhanli, que considera que las acusaciones responden a motivaciones políticas, fue absuelto dos años más tarde por falta de pruebas, pero la resolución fue anulada en 2013. EFE