Mercosur fija estrategia en Argentina para negociar tratado con Unión Europea

Por El Nuevo Diario Jueves 9 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, ARGENTINA.- Los ministros de Asuntos Exteriores del Mercado Común del Sur (Mercosur) alcanzaron hoy en Buenos Aires una postura común para discutir el acuerdo de libre comercio con la Unión Europea (UE), un paso clave que llega pocos días antes de la visita a Argentina de un grupo negociador de Bruselas.

Los cancilleres de los países que integran el bloque suramericano (Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil) se reunieron a partir de las 10.00 horas (13.00 GMT) en Buenos Aires, sede pro témpore del Mercosur, con el objetivo de definir, entre otros asuntos, las claves de esa negociación.

En un momento "único", según describió la canciller argentina, Susana Malcorra, a raíz de los últimos cambios en el panorama geopolítico internacional, los titulares de Exteriores de los cuatro países fijaron las líneas para una negociación en la que la UE, añadió, "muestra un enorme interés".

"Dentro de diez días está viniendo el grupo negociador -de la UE- y por eso definimos la estrategia a nivel político", aseguró Malcorra en declaraciones a la prensa después del encuentro, aunque no quiso precisar detalles de cuáles son los puntos clave para la discusión que se fijaron en el encuentro de este jueves.

Antes de entrar la mañana de hoy a la reunión, la canciller aseguró que la situación actual de diálogo con el bloque europeo "es una de esas oportunidades que no hay que perder" y subrayó la necesidad de sentarse a discutir con una "posición bien definida" y con una "visión de estrategia".

El canciller uruguayo, Nim Novoa, aseguró por su parte que el Mercosur está en una etapa de relanzamiento que tiene que potenciar para concretar los procesos de integración regional en los que está inmerso: "Hay una gran expectativa para una zona como esta del mundo, que es proveedora, entre otras cosas, de alimentos", señaló.

Mientras tanto, su homólogo paraguayo, Eladio Loizaga, apostó por un bloque "dinámico, abierto al mundo y cumpliendo con el primer requisito, que es la circulación de bienes, personas y su relacionamiento externo", porque eso es, dijo, lo que lo ayudará a crecer.

Malcorra ya apuntó este miércoles durante un evento organizado por la revista The Economist en Buenos Aires, que, en un mundo donde el multilateralismo está en retroceso, la UE tiene una "oportunidad histórica" para reivindicar sus "principios" y recuperar liderazgo a través de alianzas como la que plantea el Mercosur.

Durante su intervención en el evento, Malcorra se mostró optimista sobre la posibilidad de llegar a un acuerdo que termine con años de negociaciones frustradas y precisó que, en estos momentos, la discusión está más en un terreno político que económico.

Apostilló en esta línea que la institución europea "no puede pretender un acuerdo" que tenga en cuenta todas las cosas que "le interesan" y no incluir "la agroindustria", el sector que más fricciones causa en la UE.

Las negociaciones del acuerdo de asociación entre Mercosur y la UE se iniciaron en 1999, pero tras un fallido primer intercambio de ofertas de acceso a mercados en 2004 quedaron paralizadas hasta 2010, cuando las partes decidieron reiniciar el proceso.

El encuentro se desarrolló con normalidad y con dos novedades: la presencia del nuevo canciller brasileño, Aloysio Nunes, y la ausencia de su par venezolana, Delcy Rodríguez, que en la última cumbre del Mercosur, el pasado diciembre, se presentó en Buenos Aires pese a no estar invitada.

La cumbre pasada se desarrolló así en medio de una fuerte tensión por las protestas del Gobierno de Venezuela -que había sido cesado de sus derechos en el bloque a comienzos de ese mes-, después de que le impidieran a Rodríguez acceder a las reuniones.

Precisamente, la situación de Venezuela era otro de los puntos en la agenda, junto con la relación con la Alianza del Pacífico (Chile, Perú, Colombia y México), y demás países y bloques internacionales que, según reconoció Malcorra, cada vez tienen más interés en la región.

También se abordaron durante la cumbre las diferentes propuestas de los países miembros para mejorar la integración interna del bloque, como la eliminación de barreras fronterizas o las compras entre Estados.