Mélenchon denuncia el apoyo de Hollande y Merkel al ataque de Estados Unidos en Siria

Por admin domingo 9 de abril, 2017

EL NUEVO DIARIO, PARIS.- Jean-Luc Mélenchon, candidato de la izquierda radical a las elecciones presidenciales francesas, criticó hoy el ataque de Estados Unidos contra el régimen sirio y el respaldo que, a su juicio, le han dado el jefe del Estado de Francia, François Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel.

En uno de los mítines más multitudinarios de la campaña en Marsella (sureste de Francia), al que según la versión de Mélenchon acudieron 70.000 personas, el político afirmo que "esa intervención es irresponsable (…) No hará más que acrecentar las tensiones".

Elevó el tono para resaltar que Hollande y Merkel, con su declaración del viernes, dieron "su aprobación total a este acto criminal e irresponsable del presidente de Estados Unidos", Donald Trump, que "no tiene ningún fundamento, ninguna legitimidad internacional", en alusión a la acción lanzada en represalia al ataque químico que Washington atribuye al régimen de Damasco.

En un escenario montado en el muelle del puerto histórico de la segunda ciudad del país, Mélenchon se presentó como "el candidato de la paz" y argumentó que "no se prepara la paz preparando la guerra".

Alertó de las tensiones que se han generado entre los occidentales y la Rusia de Vladímir Putin.

En particular, se refirió al dispositivo militar puesto en marcha por la Alianza Atlántica en los países del este para hacer frente a posibles amenazas de Moscú.

Reiteró su voluntad de salir de la OTAN "cuanto más rápido mejor" e insistió en que los franceses tienen que decir "No queremos ninguna guerra, ni pequeña, ni mediana, ni grande en el continente europeo".

Asimismo, pidió un minuto de silencio por las "30.000 personas" que, dijo, han muerto en el Mediterráneo tratando de entrar de forma clandestina a Europa -"dos niños se ahogan cada día"- y recalcó que "la inmigración es siempre un exilio forzado, un sufrimiento".

Por otro lado, aludió a "la miseria y la desesperación en España o en Grecia" que han obligado a emigrar a muchos de sus habitantes, lo que atribuyó al funcionamiento de la Unión Europea (UE) y a los "tratados injustos".

En esa línea, descalificó los acuerdos de libre comercio de la UE, como el CETA firmado con Canadá o el TTIP con Estados Unidos, cuya negociación se encuentra congelada.

En su lugar, se pronunció a favor de un "proteccionismo solidario" que definió como una "cooperación negociada (…) de pueblo a pueblo".

Mélenchon, que ha registrado el ascenso más espectacular en intención de voto de los candidatos a las presidenciales en las tres últimas semanas y al que las encuestas colocan ahora en cuarta posición con un 18 % de media, pisando los talones al conservador François Fillon, habló igualmente de su programa social interno.

"Hay que poner fin a la guerra contra los pobres en este país", remarcó este antiguo ministro socialista de 65 años, que dejó el partido en 2008.

Avanzó que, si ganara las elecciones el próximo 7 de mayo y se convirtiera en presidente, aumentaría el salario mínimo y los subsidios sociales, generalizaría las 35 horas laborales semanales y que los ingresos del capital tendrían la misma fiscalidad que los del trabajo.

Apple Store Google Play
Continuar