Melania Trump agradece a los May su “amable hospitalidad”

Por EFE viernes 13 de julio, 2018

EL NUEVO DIARIO, LONDRES.- La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, agradeció hoy a la primera ministra británica y a su marido, Theresa y Philip May, su “amable hospitalidad”, durante la cena de gala ofrecida anoche en su honor a su llegada al Reino Unido.

“Maravillosa cena en el palacio de Blenheim la pasada noche junto con el señor Philip May y la señora Theresa May. Gracias por vuestra amable hospitalidad. Disfruté mucho de la velada”, escribió hoy Melania en su perfil oficial de la red social Twitter.

Los Trump se trasladaron la noche del jueves hasta el condado de Oxfordshire, a casi cien kilómetros de la capital, para cenar con la política conservadora y con un grupo de más de cien empresarios de todos los sectores.

El escenario escogido para la gala fue el palacio de Blenheim, donde en 1874 nació el que fuera primer ministro del Reino Unido durante la II Guerra Mundial, Winston Churchill, muy admirado por Trump.

La cena consistió en un menú integrado por salmón escocés, filete de ternera inglesa y fresas con helado y, durante la velada, May reivindicó los fuertes lazos que unen al Reino Unido y Estados Unidos.

Las agendas del presidente estadounidense y su esposa se han separado en la jornada de hoy, durante la cual Melania visitó el Royal Hospital Chelsea, en el suroeste de Londres.

La primera dama estuvo acompañada de Philip May, mientras la primera ministra del Reino Unido y el presidente estadounidense mantenían una reunión en la residencia oficial de esta en Chequers, a unos 65 kilómetros de la capital británica.

Allí, la esposa de Trump conoció a algunos internos para, posteriormente, conversar con niños del colegio de primaria Saint George’s Church of England, a quienes ayudó a hacer amapolas del recuerdo, un adorno tradicional en el Reino Unido con el que se conmemora a los militares fallecidos en tiempos de guerra, específicamente desde la Primera Guerra Mundial.

Tras esas manualidades, la primera dama dialogó con los niños sobre virtudes y valores y jugó a la petanca en el centro, haciendo “hasta cuatro lanzamientos”, a pesar de calzar unos “stilettos”.

Trump y su esposa tomarán el té esta tarde con la reina Isabel II en el castillo de Windsor, a 40 kilómetros de la capital.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar