El mejor guardián para tu seguridad en navidad

Por Carolina Ramirez Herrera lunes 11 de diciembre, 2017

Desde principios del mes de diciembre, el gobierno dominicano dispuso el desembolso del sueldo número 13 o regalía pascual, por valor de unos RD$14,000 millones, a los empleados públicos, algunas empresas del sector privado también han empezado realizar el pago del tan esperado doble sueldo a sus empleados; cumpliendo con la obligación establecida en el artículo 219 del Código de Trabajo de la República Dominicana.

En navidad, hasta el ánimo de las personas cambia, en especial para los dominicanos, que empezamos a celebrar desde finales de octubre y terminamos en enero, después del Día de los Santos Reyes (porque Dios es grande).  Sin embargo, diciembre como mes cumbre de todo el festejo navideño es una época de mucho movimiento, en todo el sentido de la palabra. Para esta temporada abundan las reuniones familiares, fiestas, los encuentros gastronómicos y los regalos, por lo que la economía se activa, el tránsito casi colapsa y la delincuencia, también tiende a incrementarse.

 

A partir del pago del doble sueldo, la economía local se reactiva, debido al mayor flujo del circulante, sumado esto al hecho de que gran parte de los dominicanos gastan de forma emocional, en función de la cantidad de dinero que tienen disponible en los bolsillos. Pero lamentablemente, no todo es gozo y villancicos, en época de navidad los índices de seguridad ciudadana suelen verse afectados, porque muchas personas son víctima del crimen y el delito, en especial porque en medio del entusiasmo pascuero olvidan prestar atención a los asuntos fundamentales de su seguridad personal, la de sus bienes y propiedades.

 

La premisa más aceptada entre los expertos, plantea que no existe forma alguna de garantizar la seguridad en un 100%, sin embargo, en materia de protección, la prevención (conjunto acciones anticipadas para evitar ser víctima) implica el 90%, mientras que un 5% dependerá de la suerte que nos toque (estar en el lugar menos apropiado en el momento menos indicado), y el 5% restante queda condicionado por la reacción de la víctima (dependerá de la forma cómo la víctima reaccione antes-durante-después del incidente), por lo tanto, toda recomendación de seguridad en estos tiempos, requerirá de un alto componente de prevención de cada persona de forma particular, para

evitar ser víctima de la delincuencia.

A continuación les comparto una breve lista de recomendaciones básicas de seguridad personal, que pueden ser muy útil en esta y en cualquier época del año:

Recomendaciones de seguridad personal

  1. Como transeúnte
  • No retire todo el dinero en efectivo (ande solo lo imprescindible)
  • Preferiblemente use cajeros y bancos en plazas comerciales (evite retirar dinero de noche, o en cajeros en zonas aisladas)
  • Nunca cuente el dinero en la calle (manéjelo con mucha discreción siempre)
  • No descuide su bolso (saque de su cartera objetos de valor o difícil de recuperar)
  • No deje su celular a la vista (dentro de lo posible, prefiera el uso de audífonos inalámbricos, evite chatear en lugares poco seguros)
  • Permanezca atento al caminar (en la calle camine en sentido contrario a la circulación de vehículos)
  • Evite lugares con mucha aglomeración (en caso de ser inevitable, cuide sus bolsillos y si cartera)

 

  1. En centros comerciales
  • No ande distraído (los delincuentes prefieren a los distraídos)
  • Si va a realizar compras evite llevar niños (o procure que otro adulto le acompañe para cuidarlos)
  • Evite usar efectivo (no saque grandes fajos de dinero en la caja frente a todos)
  • Nunca pierda de vista sus propiedades (bolsas, carteras, compras)
  • No coloque el recibo dentro de la bolsa de compras (no le facilite las cosas a los delincuentes)
  • Al pagar, no pierda de vista su tarjeta de crédito (si ve que la escanean en varios aparatos pida explicación)
  • Revise su factura al pagar (revise montos y artículos, en la medida de lo posible, exija factura con valor fiscal)
  • Si siente que alguien le sigue reaccione (ingrese a algún local donde haya poca gente, acérquese a algún agente o personal de seguridad )
  1. Con su vehículo
  • Evite salir a la calle (salga solo a lo necesario, el tránsito se colapsa)
  • Maneje con precaución y a la defensiva (sea cortés, ceda el paso)
  • Procure no circular por calles oscuras (evite meterse por barrios o zonas desconocidas)
  • Detenido en el semáforo / puertas con seguro y cristales arriba (no se distraiga con los vendedores ambulantes)
  • No deje el ticket del parqueo en el carro (guárdelo en un lugar específico)
  • Evite estacionarse en la calle (prefiera estacionamiento seguro)
  1. En fiestas y celebraciones
  • Evite lugares alejados de la ciudad o en zonas solitarias (prefiera lugares conocidos y con cierta seguridad)
  • No comparta información sensible con recién conocidos (datos personales o familiares, dirección, ingresos)
  • No acepte tragos de desconocidos (nunca deje su bebida desatendida)
  • Procure ir acompañado de alguien conocido (evite invitaciones de recién conocidos)
  • Evite usar joyas costosas o artículos de mucho valor (procure no llamar mucho la atención)
  1. Al tomar taxis y carros públicos
  • Prefiera transporte público reconocido (taxis de compañías, vehículos rotulados, OMSA, metro)
  • Avise por teléfono a alguien que usted va en camino (de tiempo estimado de llegada y ruta previsible)
  • No consienta que el conductor tome un atajo (es un riesgo muy alto, esté siempre pendiente de la ruta)
  • Active el GPS de su celular (si puede mande la ubicación a alguien por WhatsApp)
  • No acepte obsequios de desconocidos (volantes, muestras, fragancias, comida)
  • Ante cualquier sospecha reaccione de inmediato (use botón de pánico, marque al 911, pida parada y en caso extremo, si puede escape del auto)

Si bien es cierto que garantizar la seguridad ciudadana es responsabilidad esencial de estado, para lo cual, nuestras autoridades deben diseñar y poner en práctica acciones efectivas que garanticen el bienestar y la integridad de las personas, sus bienes y sus propiedades; también es cierto que de nosotros como individuos dependerá, en gran medida el nivel de riesgo y vulnerabilidad al que nos exponemos. Recordando que ningún plan de seguridad ciudadana puede funcionar sin el esfuerzo y la colaboración individual de cada ciudadano.

Por lo tanto, en esta temporada y siempre sea prudente, no olvide que usted es el mejor guardián para su propia seguridad, disfrute de la fiesta pero manténgase atento. ¡Evite ser víctima de los delincuentes!

Comenta