Medio Ambiente llama a la población a visitar las Ballenas Jorobadas

Por domingo 19 de febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Con la presencia del ministro Francisco Domínguez Brito, personal del ministerio y periodistas de diferentes medios de comunicación, se observó el espectáculo de las ballenas jorobadas en el Santuario de Mamíferos Marinos Banco de la Navidad, Samaná.

“Aquí las Ballenas Jorobadas se aparean y se enamoran, aquí nacen también, estas son ballenas nuestras, esto hay que cuidarlo, esto es una maravilla de la naturaleza y nosotros como ministerio estamos tratando de que la gente la conozca y la cuide”, expresó el ministro.

El Santuario de Mamíferos Marinos Bancos de la Plata y la Navidad, creado mediante Decreto No. 319 del 14 de octubre de 1986, constituye una de las primeras áreas protegidas de esta índole establecidas a nivel mundial, siendo el área protegida marina más extensa de la República Dominicana y el primer santuario de mamíferos marinos del Océano Atlántico.

En este Santuario se protege el hábitat de la mayor población de ballenas jorobadas (Megaptera novaeangliae) que llega desde el Atlántico Norte cada año a las aguas cálidas de la Región del Caribe en época de invierno (diciembre-marzo), llevando a cabo funciones vitales, tales como apareamiento y cría (Hoyt, 2011).

Ha servido como un laboratorio natural para estos mamíferos debido a su alumbramiento y al cuidado que reciben en la época invernal; el objetivo de manejar esta área es proteger los recursos y procesos naturales ecológicamente singulares del medio natural.

Las ballenas a su llegada no se alimentan, pero gracias a su alto contenido de capas de grasa en su piel pueden mantenerse energéticas al metabolizarlas por sí mismas. Se le conoce como jorobada por la visión que representa al arquear el lomo cuando asoma a la superficie del agua y emprende una inmersión profunda.

Estos mamíferos marinos vienen a aparearse a las cálidas aguas del país y en ocasiones se puede ver a una hembra rodeada de muchos machos, debido a la selección natural. Otra característica que tienen es que los machos cantan a través de sus soplidos. Su acto de cópula es sorprendente, van en líneas paralelas, se entrelazan sus pectorales, las colas, se sumergen y dan un salto.

Para la observación existen una serie de reglamentaciones y responsabilidades como son el monitoreo de la población de ballenas usando técnicas poco invasivas y adecuadas.

Sólo las embarcaciones con permiso y registradas en el Ministerio de Medio Ambiente pueden realizar la movilización de visitantes para la actividad de observación de ballenas, y que no emitan humareda, ruidos de motores innecesarios y toques de bocinas.

Esta temporada de observación de ballenas dinamiza la economía de toda la zona durante los meses de enero, febrero y marzo, ya que para el año pasado 55,519 turistas extranjeros y dominicanos hicieron la excursión para contemplar un espectáculo digno de admirar. En 2015 fue de 44 mil 900.

El Santuario de Mamíferos Marinos Bancos de la Plata y la Navidad alberga otros objetos de conservación como los arrecifes coralinos y manglares, con alto valor para la conservación y el desarrollo económico local. Estos ecosistemas son fundamentales para la sostenibilidad de las poblaciones de peces y crustáceos, que han sido fuertemente impactados por la presión pesquera en el Santuario.