Médico boliviano afectado por arenavirus recibe el alta tras más de 5 meses

Por EFE miércoles 27 de noviembre, 2019

EL NUEVO DIARIO, LA PAZ.- Un médico boliviano que padecía de arenavirus recibió este martes el alta para dejar el hospital en el que estuvo ingresado en La Paz durante más de cinco meses recibiendo tratamiento contra esa enfermedad.

El médico Marco Antonio Ortiz compareció en esta jornada ante los medios en La Paz junto al equipo de galenos que le trataron mientras estuvo ingresado en una clínica de la Caja Petrolera de Salud.

“Mi familia ha sufrido bastante, están desesperados por que llegue a la casa, para ellos no ha sido nada fácil tenerme aquí 153 días, son más de cinco meses de estar internado y en muchas ocasiones mi estado de salud bastante grave”, dijo Ortiz.

El galeno agradeció a sus colegas que estuvieron en este tiempo ayudándole “a sobrevivir” y “dieron todo su profesionalismo, todo su cariño” para que se recupere.

“Me siento feliz de llegar de nuevo a mi casa, poder ver a mis hijos, a mi esposa, a mi madre, a mi hermano y reunirme con mi familia”, manifestó.

Ortiz agregó que continuará bajo control médico, porque quiere recuperarse lo más pronto posible “para también volver a trabajar”.

“Siempre voy a ser médico, hasta el día que fallezca voy a tratar de ayudar a las personas y voy a seguir en mi labor”, concluyó.

Ortiz, que pasó los tres primeros meses en cuidados intensivos, fue uno de los tres médicos que a mediados de año contrajeron la enfermedad y el único que la sobrevivió.

El portador del arenavirus es un roedor silvestre de nombre Calomys que suele habitar en la región noreste de Bolivia, pero cuya presencia fue detectada en Caranavi, una población subtropical del occidente del país.

Los síntomas son, entre otros, fiebre y dolores en varias partes del cuerpo, con un periodo de contagio de 21 días.

El arenavirus cobró las vidas de la médica interna Ximena Cuéllar a principios de junio y un mes después del médico Gustavo Vidales, que fue uno de los especialistas que atendió el caso de esa colega, quedando Ortiz entonces en estado crítico.

Bolivia activó por este brote protocolos con la Organización Mundial de la Salud, que incluyeron la llegada al país de especialistas del exterior para identificar el virus.

Anuncios