Banderas a media asta en NY en memoria de policía asesinada

Por Miguel Cruz Tejada viernes 7 de julio, 2017

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK._ Las banderas de los Estados Unidos, el Departamento de Policía (NYPD) y la ciudad, están flotando a media asta en memoria de la asesinada policía Miosotis Familia, de origen dominicano,  ultimada de un balazo en la cabeza el miércoles por Alexander Bonds, quien antes de matarla, vació todo su odio en un video en su página facebook.

El gobernador estatal Andrew Cuomo, decretó tres días de duelo en todo el Estado, ordenando que la bandera norteamericana flotara a media asta en honor a la oficial, hija de dominicanos y nacida en El Bronx.

La insignia de las barras y las estrellas, será izada a mitad de su palo en todos los edificios de la ciudad y el estado.

Lo propio ha hecho el NYPD, que ha llenado también de crespones luctuosos y mensajes, todos los cuarteles en su jurisdicción, especialmente en la comisaría 46, en la que Familia estaba asignada.

El asesinato, ocurrió mientras ella estaba junto a un compañero que no ha sido identificado en labor de vigilancia, en la intersección de la avenida Creston y la calle 183 en El Bronx, una zona plagada de drogas, pandillerismo y donde han ocurrido varios tiroteos desde marzo, por lo que la jefatura decidió montar el cuartel móvil.

Tres semanas antes del asesinato, ella había pedido un cambio de su turno de día al de la noche.

Y tres días antes, su matador estuvo nuevamente en manos de psiquiatras en El Bronx, mientras su novia notificó al 911 que él estaba fuera de control,  con señales visibles de depresión y bipolaridad.

Al tiempo que se bajaron las banderas y se dejaran a media asta, docenas de funcionarios y oficiales electos, se han pronunciado contra el crimen y han pedido modificar la ley de adquisición de armas.

Se recuerda que el pasante médico nigeriano Henry Michael Bello, quien  el viernes de la semana pasada, asesinó con un rifle AR-15 una doctora de origen chino en el hospital Bronx Lebanon e hirió a varios, entre ellos un paciente dominicano que trataba de ayudar a un galeno gravemente herido, compró la potente arma en el suburbio Schetanady en Albany, sin pasar por controles sobre su estado mental o récords criminales.

Este jueves, se llevó a cabo una vigilia, frente al hospital, en la que también cientos de comunitarios, recordaron a la oficial Familia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar