Me voy  con los siete

Por Nelson De Los Santos miércoles 21 de agosto, 2019

ARTÍCULOS ANTERIORES

Nelson De Los Santos Nelson De Los Santos

A pesar de los avances logrados en la creación de riqueza, infraestructura, protección social e institucionalidad democrática en los gobiernos peledeístas de los últimos 20 años, República Dominicana sigue siendo un país pobre con grandes desigualdades sociales, debilidades institucionales y rezagos significativos en el desarrollo de sus fuerzas productivas.

En tal virtud el Estado Social y Democrático de Derecho, proclamado en la constitución de la República, en su artículo 7; constituye todavía un reto y un anhelo para la  sociedad dominicana. Se trata de aspirar a que predomine un  Estado que cree las condiciones y ofrezca los  servicios que garanticen un nivel de vida adecuado para todos sus pobladores, en un ambiente de participación democrática y donde se garantizan los derechos de los ciudadanos, sin distinción de raza, edad, sexo religión o de ningún otro tipo.

Por lo  tanto,  de  cara a las elecciones del 2020, y en particular para las Presidenciales, se deben evaluar los candidatos desde esta perspectiva de progreso: ¿con quién podemos continuar avanzando hacia el Estado Social y Democrático de Derechos que garantice mayor progreso y bienestar para la nación? ¿Cuál candidato presenta la mejor comprensión, el carácter y la voluntad para generar las transformaciones que se requieren para estos propósitos? Y no de palabra,  porque el papel aguanta todo, sino observando y reflexionando sobre su práctica publica y privada.

De mi parte, ya hice mi reflexión y escogí mi opción de cara a las primarias del 6 de octubre; llegando a tres  conclusiones fundamentales:

La primera. A pesar los cuestionamientos al  PLD y sus líderes tradicionales, en  esta organización se puede encontrar el liderazgo de relevo con la  capacidad política para superar la obra de gobierno de Danilo Medina y dar el salto hacia un estado superior de desarrollo económico, social e institucional del país; lo cual  no he podido encontrar en la oposición.

La segunda. Para el PLD continuar dirigiendo el país debe renovar su liderazgo, sobre todo en los aspectos éticos y liberarse del clientelismo político a los fines de hacer el tránsito del modelo asistencialista y clientelar del  Estado al modelo de Bienestar con enfoque de derecho y en un ambiente de real participación democrática de los diferentes sectores de la población.

Tercero. Como consecuencia de todo lo expuesto hasta aquí, anuncio mi decisión de apoyar al arquitecto Andrés Navarro y los  Siete pilares estratégicos de su   propuesta de Nación; la cual ha construido durante meses de consulta y discusiones con organizaciones y ciudadanos en un recorrido por  todos los territorios del país.

La propuesta de nación de Andrés Navarro, recoge los anhelos de los diferentes sectores de la sociedad dominicana, especialmente de las clases medias y pobres, que son las más vulnerables. Proponiendo proyectos de alto impacto que conllevan   transformaciones estructurales hasta ahora postergadas. Tanto en el sistema productivo, las instituciones gubernamentales  y el sistema jurídico nacional.

En una próxima entrega  les comentaré de esos pilares y los proyectos emblemáticos, originales y retadores que contienen cada uno.

Autor: Nelson de los  Santos 

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar