Mayweather y McGregor montan “farsa” millonaria en año de grandes duelos

Por El Nuevo Diario martes 19 de diciembre, 2017

EL NUEVO DIARIO, Houston (EE.UU).- Este año el boxeo recobró vida por un combate que, según los expertos, no fue tal: el que protagonizaron el púgil estadounidense Floyd Mayweather contra el peleador irlandés de artes marciales mixtas Conor McGregor.

Saúl “Canelo” Álvarez se consagró como el mejor boxeador mexicano actual al dejar en evidencia la pobreza boxística de su compatriota Julio César Chávez Júnior.

En las retiradas, uno de los grandes, el puertorriqueño Miguel Cotto decidió abandonar los cuadriláteros, y el nicaragüense Román “Chocolatito” González, con su más reciente derrota, podría verse obligado a hacer lo mismo.

El 2017 también dejó al mexicano Erik “El Terrible” Morales y al ucraniano Vitali Klitschko como nuevos integrantes del Salón de la Fama, al que este año ingresó también el no menos brillante, el mexicano Marco Antonio Barrera.

La pelea entre Mayweather y McGregor, que para muchos nubló el espíritu del boxeo al dar paso a las ganancias millonarias, podría haber sentado un precedente y repetirse en el 2018, ya que el filipino Manny Pacquiao -que lo criticó con dureza-, ahora retó a McGregor a que sea su rival.

Mientras que McGregor, reprobado por los puristas del pugilismo, se convirtió en el gran protagonista y en el hombre que después del combate dejó claro el sentido que tuvo esa pelea al decir que antes y después del encuentro todos hablaron mal de él, pero que lo importante era que ya podía ir al banco a depositar su ganancia, y que la gente podía seguir hablando.

McGregor se refería a los 30 millones de dólares que ganó por la pelea. Por su parte, Mayweather incrementó en 100 millones su cuenta bancaria, tras una farsa de pelea, denunciada posteriormente por ambos.

El 27 de agosto se escenificó la pelea en Las Vegas, que ganó Mayweather por nocáut técnico en el décimo asalto y llegó a la marca de 50-0 rompiendo el récord del legendario Rocky Marciano (49-0).

Queriendo pasar por alto las críticas, Pacquiao ya envió un mensaje por las redes sociales a McGregor para sostener un “combate de boxeo real” el año próximo. De momento, el entorno del asiático descartó que se trate de un desafío formal.

En ese renglón se encuentra De la Hoya, de 44 años y retirado, quien desafió a McGregor y aseguró que sólo necesita dos asaltos para noquearlo.

El 17 de septiembre, en Las Vegas, llegó la noche especial con la pelea entre el campeón invicto kazako Golovkin y Álvarez, que tuvo como protagonista a la jueza Adalaide Byrd.

Mientras Golovkin y Álvarez completaron los 12 asaltos pactados para la defensa del título peso mediano, versiones Federación Internacional de Boxeo (FIB), Asociación Mundial (AMB) y Consejo Mundial (CMB), con intercambios de golpes permanentes que mostró lo igualada de la pelea, Byrd lo vio todo diferente.

Sus puntuaciones fueron de 118-110 a favor de Álvarez, por lo que los 22.358 espectadores que llenaron el T-Mobile de Las Vegas explotaron con un abucheo.

La protesta fue a más tras el anuncio del segundo juez, Dave Moretti, que vio ganador a Golovkin (115-113), y Don Trella, dio un empate (114-114) por lo que el escándalo estaba asegurado de nuevo.

Todo quedó aplazado para la revancha, después de que las ganancias fuesen de más de 30 millones de dólares de taquilla y de dos millones por las personas que compraron la pelea para verla por televisión de pago, a 80 dólares cada uno.

Antes del duelo frente a Golovkin, Álvarez dejó definido su condición de mejor púgil mexicano al vencer a un mediocre Julio César Jr., que confirmó su ocaso como profesional.

El 2 de diciembre en Nueva York, se cerró una página dorada del boxeo, cuando Cotto -lesionado- se despidió de los cuadriláteros tras una brillante carrera de 17 años, pero lo hizo con una derrota por decisión unánime ante el estadounidense Sadam Ali, quien le arrebató la corona de peso mediano júnior de la OMB.

En su décimo combate en el Madison Square Garden (8-2), Cotto, de 37 años, se despidió de los cuadriláteros ante 12.391 aficionados, con marca de 46-6, 33 nocáuts, y ser campeón en cuatro categorías diferentes, primer puertorriqueño que lo consiguió.

El 9 de septiembre en Carson (California), Wisaksil Wangek, apodado Srisaket Sor Rungvisai, no dejó dudas y en cuatro episodios dio cuenta de “Chocolatito” González, de 30 años, en la pelea de revancha retuvo el título gallo júnior CMB, y dejó todas las dudas sobre el futuro del púgil nicaragüense.

En los pesos semipesados destacó el estadounidense Andre Ward, que el 17 de junio en Las Vegas retuvo sus títulos versiones OMB, FIB y AMB al detener en ocho asaltos al ruso Sergey Kovalev, que está de vuelta con su triunfo por nocáut ante el ucraniano Vyacheslav Shabranskyy y espera ser protagonista de nuevo en el 2018.

El año boxístico se cerró con el ucraniano Vasyl Lomachenko, de 29 años, como nuevo “fenómeno” a seguir tras destrozar al cubano Guillermo Rigondeaux en el peso ligero júnior, en el primer duelo de campeones olímpicos.

El 2017 también dejó al mexicano Erik “El Terrible” Morales y al ucraniano Vitali Klitschko como nuevos integrantes del Salón de la Fama, en el que este año ingresó también el mexicano Marco Antonio Barrera.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar