Mayores de 65 años podrían tener cáncer de sangre y no presentar síntomas

Por El Nuevo Diario miércoles 21 de julio, 2021

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-  El primer congreso de hematología para Centroamérica y el Caribe analizó los avances y el futuro en el tratamiento para cánceres de sangre este miércoles  indicando que mayores de 65 años podrían tener cáncer de sangre y no presentar síntomas en la primera etapa.

 Indicaron que, el Mieloma Múltiple es un tipo de cáncer en la sangre que afecta a miles de pacientes en Centroamérica y el Caribe. En el caso de República Dominicana impacta a 1.5 pacientes por cada 100 mil habitantes.

Aseguraron que la edad media en el momento del diagnóstico es de 65 años y menos del 15% de los casos se dan por debajo de los 50 años.

Los expertos lo definen como un cáncer incurable que se genera por la proliferación desmedida de células plasmáticas en la médula ósea que desplazan a las células normales productoras de sangre.

En el evento digital se discutió los principales avances hematológicos a nivel mundial e informaron que el Mieloma Múltiple (MM) representa el 10% de las neoplasias hematológicas malignas y el 1% de las neoplasias.

Para la doctora María Victoria Mateos, especialista mundial en Mieloma Múltiple, esta enfermedad tiene una presentación similar en los pacientes, sin embargo, solo su biología puede ayudar a determinar los diferentes cursos de la patología, y con ello, elegir las mejores opciones de tratamiento.

Factores como la edad junto con la presencia de comorbilidades determinarán la elección del tratamiento en primera línea. Por esta razón, es realmente importante realizar una valoración geriátrica integral en estos pacientes, ya que el manejo clínico de la comorbilidad en adultos mayores requiere conocimientos avanzados.

Los signos y síntomas del mieloma múltiple pueden variar, incluso al principio de la enfermedad es posible que no se presenten. Sin embargo, cuando aparecen pueden incluir dolor en los huesos especialmente en la columna o el pecho, náuseas, estreñimiento, pérdida de apetito, confusión mental, fatiga, infecciones frecuentes, pérdida de visión, debilidad o entumecimiento en las piernas y sed excesiva.[3]

Este  evento les permitió a algunos médicos de la región exponer la realidad del área hematológica en sus países y además conocer los principales avances científicos para tratar el cáncer de sangre a nivel mundial.

En su primera edición el evento contó con la participación de un gran número de profesionales en hematología, quienes junto con otros expertos internacionales compartieron las mejores prácticas y experiencias para mejorar disruptivamente el desempeño de los pacientes con enfermedades hematológicas.

Además, se formaron mesas redondas donde se analizó la evolución de los tratamientos y se abarcaron temas de gran relevancia para el área terapéutica como Mieloma Múltiple, Gammapatía Monoclonal de significado incierto, Macroglobulinemia de Waldenström, Amiloidosis, Leucemia Linfocítica Crónica y Linfoma Non Hodgkin.

Por su parte, la Dra. Mateos compartió sus conocimientos acerca de la optimización de la terapia del Mieloma Múltiple de nuevo diagnóstico, abordando los tratamientos más importantes para jóvenes candidatos a trasplante.

También, durante el encuentro se realizó una discusión resaltando la importancia de lograr que los pacientes tengan una larga supervivencia a través de una respuesta duradera sin olvidar su calidad de vida. Para alcanzar estos objetivos es clave la Enfermedad Mínima Residual (MRD) negativa o mantenida en el tiempo, ya que esta es la nueva respuesta completa y el factor más relevante para predecir tanto la supervivencia libre de progresión como la supervivencia global.