May y Trump abordarán “la relación de seguridad y defensa”

Por EFE domingo 8 de julio, 2018

EL NUEVO DIARIO, LONDRES.- La primera ministra británica, Theresa May, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, abordarán “la relación de seguridad y defensa” durante la visita de éste la semana próxima al Reino Unido, ha indicado la jefa del Gobierno en una entrevista con “The Sunday Times”.

“Creo que va a haber un foco clave esta semana en nuestra relación de seguridad y defensa”, declaró la líder conservadora, que recibirá a su colega republicano el viernes en su residencia oficial campestre de Chequers, a unos 65 kilómetros de Londres.

“La importancia de la unidad que demostremos en relación con la seguridad y defensa de Occidente creo que será parte de nuestras conversaciones”, añadió.

Trump viajará al Reino Unido al término de la cumbre de la OTAN del 11 y el 12 de julio en Bruselas, que tiene lugar en un ambiente de tensiones entre los miembros y la presión de Washington para que los socios aporten más dinero al presupuesto de la organización.

May recuerda en la entrevista que este país, al igual que EEUU, sí cumple con el objetivo, fijado en 2014, de destinar el 2 % del producto interior bruto (PIB) a la Alianza Atlántica, y urgió al resto de miembros a “trabajar para cumplirlo”.

A su llegada el próximo jueves, Donald Trump y su esposa, Melania, serán agasajados por May con una cena de gala con empresarios en la mansión campestre de Blenheim Palace -en el condado de Oxfordshire-, donde nació el ex primer ministro conservador Winston Churchill, héroe del estadounidense.

Esa noche, la pareja dormirá en la residencia del embajador de EEUU, Woody Johnson, en Londres, el único momento en que recalarán en la capital británica, lo que les permitirá eludir la mayoría de las protestas que se preparan con motivo de su visita.

El viernes, está previsto que May y Trump presencien un ejercicio militar y mantengan un almuerzo de trabajo en Chequers, condado de Buckinghamshire, tras lo cual ofrecerán una rueda de prensa.

Durante ese tiempo, el esposo de May, Philip May, se ocupará de Melania, para lo que, según revela la primera ministra en la entrevista, “se ha comprado un traje nuevo”.

Posteriormente, el presidente y la primera dama se desplazarán al castillo de Windsor, condado de Berkshire, donde se encontrarán con la jefa del Estado, la reina Isabel II, que no es la principal anfitriona al tratarse de una visita oficial y no de Estado.

El viernes por la noche Trump y Melania volarán a Escocia, donde también se esperan numerosas protestas en Glasgow y Edimburgo, en un tramo de la visita que se considera privado y en el que se prevé que el presidente visite sus campos de golf en la región.

El domingo, la pareja dejará el Reino Unido para dirigirse a Finlandia, donde el 16 de julio el presidente se reunirá con su homólogo ruso, Vladímir Putin.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar