Más de 300 monitores del Ministerio de Educación temen perder sus empleos

Por El Nuevo Diario viernes 31 de julio, 2020

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-  Representantes de un grupo de más de 300 docentes, nombrados con el cargo de monitores en el Ministerio de Educación, expresaron su preocupación este viernes ante la posibilidad de perder sus empleos con la toma de posesión de las nuevas autoridades, ya que no figuran en la nómina docente sino en la administrativa.

Luis Daniel Matías, vocero de los afectados, manifestó han pedido regularizar su estatus en diversas ocasiones, cayendo sus demandas en saco roto.

Indica que el cargo de monitor se creó en las gestiones pasadas para suplir la demanda de maestros en escuelas, liceos, politécnicos y estancias infantiles en áreas académicas  especializadas, tales como idiomas, artes, ingeniería y educación especial; por lo que aunque muchos no pertenecían a la carrera de Educación, ingresaron al sistema, tras someterse a diversas evaluaciones enfocadas a su función.

Sin embargo, expresa que no se les han reconocido todos los derechos que como maestros les corresponden, entre ellos los incentivos que se otorgan por años en servicio, evaluaciones satisfactorias y maestrías realizadas.

Hizo un llamado al recién nombrado Ministro de Educación, Roberto Fulcar, a atender sus demandas, refiriendo que la Ley General de Educación en su artículo 133 y el Reglamento de Estatuto Docente, en su capítulo III, artículo 5, establecen quienes han de considerarse docentes y sus funciones, las cuales han desempeñado por años en esta situación irregular.

“Nosotros los monitores ejercemos cada una de las funciones que un maestro ejerce pero estamos en el área administrativa”, expresó Matías, quien subrayó ya se han reunido con la presidenta de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), Xiomara Guante, de quien esperan ser acogidos en el gremio magisterial.

Los monitores también se quejaron de que el último concurso de oposición no fue transparente, ya que el proceso de evaluación careció de objetividad en la forma que proyectaba los resultados finales a los participantes. “Ante una situación como esta nadie quiere participar en un concurso como este”, expresa Matías, quien adelantó que la presidenta de la ADP prometió que habría un concurso especial para los monitores, del cual no se ha vuelto a pronunciar, a pesar de las insistentes llamadas de los maestros.

Apple Store Google Play
Continuar