Martínez-Solimán: “Estados Unidos perdería influencia mundial si se saliera de la ONU”

Por El Nuevo Diario Viernes 24 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, MADRID.- El administrador adjunto del Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD), el español Magdy Martínez-Solimán, señala que "ningún país desea que Estados Unidos deje Naciones Unidas", al tiempo que considera que una hipotética salida reduciría la "influencia mundial" del gigante americano, dijo hoy en una entrevista con Efe.

Tras la presentación del Informe de Desarrollo Humano 2016 en Madrid, Martínez-Solimán reconoció que si el presidente Donald Trump cumple con esta especulación que apareció en la campaña electoral estadounidense, el sistema de Naciones Unidas se vería "mermado".

"Pasaría algo que nadie desea, que un país de extraordinaria presencia en el concierto internacional dejaría de ser activo en Naciones Unidas; pasaría que la contribución financiera, militar, logística, intelectual y de todo tipo que hace a la cooperación internacional se verían mermadas", afirma.

Pese a que el efecto para la ONU sería más evidente, dado que EE.UU. es el principal financiador del sistema, Martínez-Solimán insiste en la "consecuencia inevitable" de pérdida de peso internacional, algo que, a su juicio, "un súper poder no quiere perder".

"Pueden estar más o menos insatisfechos con algunas de las cosas que hace Naciones Unidas o que su posicionamiento tenga puntos de fricción como el cambio climático o cuestiones de salud reproductiva, pero creemos que no tiene por qué desencadenar en una ruptura con el compromiso internacional", prosigue.

Por otro lado, el administrador adjunto del PNUD apunta al terrorismo, el cambio climático y las migraciones forzadas como los grandes desafíos globales que afrontamos como sociedad en la actualidad y asegura que todos tienen "causas de origen conectadas".

"Tiene que ver con el desarrollo y la pobreza, que después son caldo de cultivo para el extremismo violento, mientras que la mala gobernanza y la represión dan justificación a ciertos discursos", explica.

A pesar de ellos, asegura que la sociedad mundial tiene ya respuesta para cada uno de esos problemas: "tenemos un acuerdo sobre migración y tendremos uno sobre refugio, tenemos los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), unos acuerdos para el clima…".

"Es momento para más cooperación, más respuesta global ante estos retos globales", zanja al respecto.

Sobre la meta de 2030 para los ODS, herederos de los Objetivos del Milenio que no terminaron de cumplirse, pide que no se les pida más de lo que pueden ofrecer porque "tampoco por sí solos pueden entregar los resultados".

"Los ODS son más ambiciosos que los del Milenio, para cumplirlos hará falta más desarrollo, más trabajo de las ONG y de la ONU", adelanta y reconoce que son "conscientes de que hay que trabajar más duro que en la etapa anterior" si se quieren alcanzar las metas acordadas.

Durante la presentación del Informe de Desarrollo Humano, Martínez-Solimán, incidió en la "paradoja histórica" del "progreso fundamental" alcanzado, pero al que acompañan "severas privaciones" que aún se dan en 2016.

Explicó que "todos los grupos tienen los mismos derechos, pero no las mismas oportunidades" y aludió al reparto de la riqueza mundial (el 1 % de la población condensa el 46% de la riqueza), para pedir "no dejar a nadie atrás" e insistir en que "el desarrollo humano no es una quimera", aunque citó a grupos especialmente vulnerables como mujeres, indígenas y el colectivo LGTBI.

Al ser preguntado sobre la crisis de los refugiados que vive Europa se cuestiona: "¿queremos ayudar o cerrar fronteras? ¿poner fronteras al campo o entender que la condición humana y los Derechos Humanos son universales? ¿Qué países queremos ser? ¿los que construyen muros y cierran fronteras o los que son generosos y viven de manera inteligente su multiculturalidad?".

A su juicio "nadie dice poner en riesgo el mercado laboral cuando se está en situaciones complejas, pero hay que saber donde estamos, en una vida donde la decencia y los valores tienen importancia".