Márquez recupera la primera plaza y Quartararo se “cabrea”

Por EFE viernes 5 de julio, 2019

EL NUEVO DIARIO, SACHSENRING, ALEMANIA.- El español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) recuperó la primera posición de entrenamientos libres al término de la jornada inicial del Gran Premio de Alemania de MotoGP en el circuito de Sachsenring, en la que el francés Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1) acabó muy enfadado.

Márquez se tuvo que conformar con la segunda posición en la primera tanda libre de la mañana, pero el trabajo realizado recogió sus frutos en la sesión de la tarde, en la que se convirtió en el único en rodar en un minuto y veinte segundos, cerca del récord absoluto que él mismo ostenta y al revés de lo que sucediese entonces, su mejor cronometro llegó casi al final de la sesión, cuando “todo” estaba ya en su sitio.

Pero en esos instantes es cuando prácticamente todos los pilotos se “aplican” al máximo para mejorar y por ello que durante algunos minutos se viviese un duelo muy interesante entre los españoles Marc Márquez y Alex Rins (Suzuki GSX RR) y el francés Fabio Quartararo.

“El Diablo” fue el primero es “descabalgar” de la primera posición al de Repsol Honda -que ocupó con solvencia desde el quinto giro-, en su decimotercera vuelta y luego también en el vigésimo, pero poco después le correspondió ese privilegio a Alex Rins.

Con todos los pilotos en pista, Marc Márquez todavía no había dicho su última palabra y ésta llegó en el vigésimo tercer giro, cuando con 1:20.705 se puso al frente de la clasificación con más de tres décimas de segundo de ventaja sobre Rins y Quartararo respectivamente, pero el francés tuvo entonces dos “encontronazos” que le disgustaron sobre manera.

En su primer intento de hacer vuelta rápida “El Diablo” se encontró en la mejor trayectoria a su propio compañero de equipo, el italiano, lo que le hizo perder un tiempo precioso al tener que frenar, una situación que ya le molestó sobre manera y que exteriorizó con numerosos gestos y movimientos de reprobación con la cabeza. Aún así, el francés tenía una segunda oportunidad de pasar por meta e intentar una nueva vuelta rápida.

Así lo hizo, pero en la que ya era su última posibilidad de vuelta rápida y casi al final de la misma se encontró al japonés Takaaki Nakagami (Honda RC 213 V), quien como el italiano Morbidelli también “apareció” en su trayectoria y le impidió bajar su registro cuando estaba prácticamente a una décima de segundo del crono de Márquez.

El francés estalló y no hizo falta esperar a que se bajase de la moto para percibir que el “cabreo” de Fabio Quartararo era monumental, pero tuvo que dar por válida la tercera posición inicial en la cita alemana.

La cuarta plaza fue para Maverick Viñales (Yamaha YZR M 1), vencedor en Assen, por delante de Pol Espargaró (KTM RC 16), una más que meritoria quinta posición por delante del británico Cal Crutchlow (Honda RC 213 V), que a pesar de los problemas en su pierna derecha pudo rendir a un buen nivel y dejar atrás a los pilotos oficiales de Ducati, Danilo Petrucci y Andrea Dovizioso, o del de Yamaha, Valentino Rossi, décimo.

El italiano Francesco Bagnaia (Ducati Desmosedici GP18), que sufrió una caída en los primeros libres, no pudo disputar la segunda tanda al tener que desplazarse hasta un centro médico de Chemnitz para que le realizasen un TAC por las fuertes molestias que sufría en el cuello tras la misma y que le harán ser duda para la segunda jornada de mañana.

 

Anuncios