Marcos De León: una valiosa gestión de aseo y cuidado por el entorno

Por Matías Vizcaíno lunes 28 de febrero, 2022

¨A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería
menos si le faltara una gota¨. Madre Teresa

Con la declaración de urgencia contenida en el informe de ¨Perspectivas Ambientales, una
mirada hacia el año 2050, divulgado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OCDE, en el año 2010, por un lado. Y, por el otro, el informe hecho por GEO-6 de la ONU para el año 2012, ambas ceñidas a las mismas líneas de alarma en
que ¨la humanidad está al borde de sucumbir ante el colapso ambiental si cada individuo localmente no presta la debida atención a esta necesidad. (https://www.oecd.org/env/indicators- modelling-outlooks/49884278.pdf)
Por ejemplo, para el año 2050 se vislumbra una fatal escasez mundial de agua por
consunción industrial la cual superaría el 400% por encima de consumición actual (y esto
es gravísimo); decir que solo el 40% de la humanidad tendría acceso al agua dulce, no tiene
espacio a la imaginación. Por lo tanto, obviamente, por niveles altísimos de contaminación
es una agravante que se agrega empujándonos hacia la reflexión. "El aire pasaría a hacer el
primer factor de muertes prematuras -básicamente- en países vulnerables, industrializados
[y desforestados], lógicamente, su efecto dañaría los procesos agrícolas y biodiversidad
acuática"; sólo pensar en todo esto es un horror; vivirlo es peor –supone- la antesala del
infierno. (https://www.oecd.org/env/indicators-modelling-outlooks/49884278.pdf).
Bajo otra forma, entendiendo esa razón cabe destacar la alerta de urgencia sobre la
gravedad de la situación mundial no exime a la República Dominicana. De manera que,
proteger el medio humano es una prioridad impostergable de los dominicanos. Desoír el
llamado de advertencia a la cooperación de aseo y cuidado por el entorno, solo agravaría la
problemática trazada por la obstrucción de las vías de acceso por causa del transporte y la
basura. Y esto acarrearía días aciagos y de tropiezos a salud pública y al turismo. Entonces,
actuar en consecuencia para esquivar irritantes condiciones ambientales es una decisión
progresista.
Y, así lo hizo el presidente Luis Abinader con la designación de Marcos Salvador De León
Pimentel con el decreto 517-21 en la Dirección General de Embellecimiento de Carreteras
y Avenidas de Circunvalación –DIGECAC-; por lo tanto, no cabe la menor duda de que
con él encontró a la persona indicada para garantizar de que el inmenso mar (aquel que se
refirió la Madre Teresa) no se vea reducido porque nosotros no aportamos la gota de agua
que corresponde para salvar nuestro entorno.
En esa orientación Marcos De León es ese especialista con el carácter y la destreza que se
requiere para afrontar dichos riesgos. Tiene buenos hábitos de trabajo, sabe interpretar y
desarrollar la ejecución de control; y, además, está dotado de agudeza la cual le permite
darse cuenta de subrepticias agresiones que pudieran estar ocurriendo en el entorno y de los
cuales para algunos pasaría furtivamente.
Del mismo modo, [él] está poniendo en marcha en la comunidad un programa de
educación, responsabilización y concienciación ambiental. Ya que sabe de ante mano

reconocer la urgencia y el peligro en que estamos todos metidos. Materializar su función y
protección al entorno es de vital prelación al grado –inclusive- de auscultar cualquier
manifestación artera en contra de su propia subsistencia. Porque ante las consecuencias de
la inacción son aún peor, y por eso, pone pulmón en cada demarcación combatiendo de
alguna manera efectiva la reducción de la contaminación local del aire y protección a la
biodiversidad con programas de crecimiento verde.
En pocas palabras [Marcos De León] a menos de un año de gestión, se ha imbuido en
cuerpo y alma a realizar la tarea por la comunidad y la vida. Ha demostrado –desde el
espacio que concierne a su responsabilidad- ser el gerente idóneo, avezado, calificado,
atento y apegado a la misión del cambio que coadyuve a mitigar el impacto ambiental.
–Junto a su equipo- ha hecho obvio, visible y palpable el progreso del trabajo
implementando diseños correctivos bajo la orientación de modelos fundamentados
esencialmente hacia el embellecimiento del entorno, la sustentación de las áreas verdes,
limpieza de las autopistas y la consistencia en la lucha contra la contaminación visual y del
aire.
Para ello ha sido preciso aplicar dos variables pertinentes en el diseño: Una, adecuar
estructura de tipo orgánico capaz de mover a los individuos en su entorno hacia la
innovación disruptiva de áreas verdes de plazas y monumentos; porque ¨si aún supiéramos
que mañana se acaba el mundo, hoy tenemos que plantar un árbol¨ (Matín Luther King). Y
otra, mantener los recursos y todo el personal [capacitado] a la ordenación de la comunidad
por gestión de prioridad, como son los casos de formación de grupos focales de trabajo y
cultura de aseo y cuidado del entorno con un aumento de frecuencias de limpieza, corte de
maleza, poda de árboles, replantación y ornamento, mantenimiento del césped y la
conservación del diseño paisajístico.

Por Matías B. Reynoso Vizcaíno

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar